Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ingresa en prisión tras confesar que mató a su mujer y arrojó al río el cuerpo

En su declaración sostuvo que los hechos tuvieron como detonante una discusión doméstica y se produjeron la tarde del sábado en el domicilio que compartía la pareja en Burlada

EFE

Whatsapp
Río Ulzama, en Navarra

Río Ulzama, en Navarra

La titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Pamplona decretó ayer el ingreso en prisión del hombre detenido el lunes después de confesar que había matado a su pareja en la localidad navarra de Burlada y arrojado al río Ultzama el cuerpo, que anoche todavía no había sido encontrado.

La jueza imputa a Javier Nieto, de 50 años, un delito de homicidio, según informa el Tribunal Superior de Justicia de Navarra.

El hombre, que el lunes confesó haber matado a su pareja Blanca Marqués, de 48 años, y haber arrojado posteriormente su cuerpo al río Ultzama, fue puesto ayer al mediodía a disposición judicial, después de haber permanecido detenido en dependencias policiales. En su declaración sostuvo que los hechos tuvieron como detonante una discusión doméstica y se produjeron la tarde del sábado en el domicilio que compartía la pareja en Burlada, pero no fue hasta la mañana del domingo cuando arrojó el cadáver al río, a su paso por la vecina localidad de Arre.

En el auto, la jueza justifica la orden de ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza, solicitada por el Ministerio Fiscal y la acusación particular, en que, de la propia declaración del investigado, se deduce la posible existencia de un delito de homicidio. Además, agrega la jueza, existen indicios de prueba que dan veracidad al relato del investigado, que carece de trabajo en este momento y convivía únicamente con la fallecida, lo que incrementa el riesgo de fuga.

Tras señalar asimismo que es preciso evitar que el investigado pueda ocultar, alterar o destruir pruebas, la jueza destaca la «alarma social» existente ante este tipo de hechos, sobre los que hay «una honda preocupación del conjunto de la sociedad».

Durante toda la mañana efectivos de bomberos apoyados por un helicóptero estuvieron buscando, sin éxito, el cuerpo de la mujer en la superficie y márgenes del río, dado que las crecidas de los últimos días impiden los trabajos de buceo.

Instituciones, partidos políticos y colectivos sociales han mostrado su repulsa por el crimen. Esta sería la cuarta víctima de violencia de género de 2017 en España.–

Temas

  • PANORAMA

Lea También