Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Internacionalizar el bilingüismo

Una academia de Tarragona organiza estancias para extranjeros que aprenden español y catalán

Núria Riu

Whatsapp
Raquel Suñé y Manel Leor, en la oficina de Bilengua en Tarragona. Foto: Pere Ferré

Raquel Suñé y Manel Leor, en la oficina de Bilengua en Tarragona. Foto: Pere Ferré

Mientras que Barcelona tiene más de una decena de centros del Instituto Cervantes para aprender español, en Tarragona no hay ninguno. Ésta es una de las razones que condujeron a Manel Leor y a Raquel Suñé a tirar adelante un proyecto a través del cual quiere conseguirse que esta ciudad también sea un referente en la organización de estancias para aprender este idioma.

La iniciativa la pusieron en marcha el pasado 3 de junio. Sin embargo, hace más de diez años que cada uno, de forma individual, se han ido preparando. Ambos son licenciados en Hispanicas. Leor empezó a enseñar español a extranjeros en la URV, mientras que Suñé empezó un periplo por el mundo que comenzó en el Instituto Cervantes de Salamanca que, tras pasar por Perú, Bosnia-Herzegovina y Oporto, culminó de nuevo en su ciudad natal.

«Tenía experiencia enseñando, como correctora y examinadora, en todos los niveles y para todas las edades. Sin embargo, cuando llegué a Tarragona, pese a que valoraban mi currículum me decían que no podían ofrecerme un trabajo», explica Suñé. Tras establecerse como autónoma, encontró en su amigo de infancia al socio que le hacía falta para arrancar Bilengua.

El negocio está ubicado en la calle Comte de Rius de Tarragona. Y, tal y como explican sus impulsores, se trata de una academia innovadora. Y es que, además de los clientes de ámbito local, que quieran acreditar un nivel en español o catalán o los que necesitan conocer el idioma para hacer el examen de ciudadanía, también piensan en todos aquellos que desde el exterior buscan conocer el idioma.

«Se trata de utilizar las nuevas tecnologías para llegar a nuevos países. De esta forma, los jóvenes universitarios que han estudiado una filología tienen una salida profesional y puedes luchar contra el mensaje que escuchas de forma reiterada en la universidad que para ganarte la vida tendrán que salir fuera», reconoce Leor.

De momento ya han establecido los primeros contactos a través de empresas de Tarragona que tienen contactos académicos en el extranjero, además de empezar a llamar a las puertas de todas las personas que se han encontrado a lo largo de su dilatada experiencia. Y es que, Bilengua quiere convertirse en la primera academia del territorio que organiza estancias en Tarragona para extranjeros que quieran aprender catalán o español. «Queremos generar un turismo lingüístico de calidad, a partir de personas interesadas en conocer la lengua, pero también el patrimonio histórico», dice Suñé.

Desde China y Japón les han llegado las primeras sinergias positivas, mientras también en Rusia y Reino Unido ya han empezado a dar a conocer su producto.

La empresa se pone en marcha tras una inversión de 6.000 euros y reuniendo a un equipo de siete profesores y dos personas especializadas en internacionalización y comunicación digital.

Temas

  • ECONOMÍA

Comentarios

Lea También