Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Joan Miquel Nadal: 'Me han hecho independentista'

Entrevista al exalcalde de Tarragona (1989-2007) y exdiputado

Raúl Cosano

Whatsapp
El alcalde de Tarragona durante 18 años, Joan Miquel Nadal. Foto: DT

El alcalde de Tarragona durante 18 años, Joan Miquel Nadal. Foto: DT

-¿Cómo se vive este ambiente político desde la barrera?

-Entré en el Congreso de los Diputados en 1986. Allí decían que yo pertenecía al sector españolista del partido. Durante muchos años votamos muchas cosas para mantener a los gobiernos españoles. Lo que no acabo de entender es lo que ha pasado en los últimos cinco años. A partir del Estatut se han sucedido un conjunto de desgracias y de desprecios hacia Catalunya.

-¿Por ejemplo?

-Que para arreglar la N-340 en El Perelló un conseller tenga que ir a Madrid genera un efecto de rechazo. Que Tarragona tenga en el alero los Juegos como consecuencia de que un señor de Madrid deje o no el dinero me produce un rechazo. Desde hace un año y medio o dos me manifiesto en favor de romper esos lazos. Los problemas nacen desde el momento en el que está el PP en el Gobierno.

-¿Entonces no es algo coyuntural, que podría cambiar con otro partido gobernando?

-Me lleva usted a hablar del PSOE y de Podemos. ¿Por qué mi problema tiene que esperar a que cambie lo que tengo delante? Ha habido un maltrato a Catalunya y eso no se arregla cambiando en Madrid.

-Hay quien recela de que Convergència se haya convertido en independentista de golpe.

-Muy bien. Todo el mundo tiene derecho a dudar. Al final, CDC, como yo, y como Sant Pau, hemos caído del caballo. He ido en un caballo mucho tiempo y me he dado cuenta de que he tenido que caer de él para ver que las cosas no son como me las imaginaba. CDC nunca había sido independentista pero tampoco nunca el Estado había maltratado tanto a Catalunya. ¿Qué nos hace caer del caballo? El maltrato permanente y constante.

-También hay quien piensa que es una cortina de humo para esconder otras cosas.

-Puede pensarlo. Si yo estoy explicando mi razonamiento, todos tienen derecho a hacer lo que crean conveniente. Si hay quien lo cree, que lo crea, pero ir contra CDC no solucionará los problemas de Catalunya.

-¿Cree que el independentismo es mayoritario en Tarragona ciudad?

-Hay que reconocer que el grado de independentismo no es el mismo que en otras ciudades. El resultado probablemente sea un mano a mano entre el independentismo y los otros partidos. El problema es que hay otros partidos que no sabemos en qué horquilla están.

-¿No teme que esa dicotomía pueda alterar la convivencia?

-No, no creo, porque me da la sensación de que tarde o temprano la gente se dará cuenta de que esta politización independentista no es tanto un punto ideológico sino económico. Habrá personas que votarán candidaturas no nacionalistas, y luego estas candidaturas tendrán que reivindicar los derechos económicos de Catalunya delante del Estado.

-¿Se podría decir que a usted le han hecho independentista?

-A mí me han convertido en independentista. Habrá personas que, sin ser independentistas, votarán independentista. Al final, tanto apretar, tanto apretar... y dices: ‘Ya no aguanto más. Pues me divorcio’.

-Pero como en todo divorcio las dos partes pueden perder.

-Puedes perder en los divorcios como batalla legal pero no en términos de comprensión entre ambas partes. Tiene que ser un divorcio pactado, y a lo mejor dentro de los divorcios inteligentes hay soluciones buenas.

-¿Hay que acabar en ruptura? ¿No existe marcha atrás?

-Hoy por hoy no. Por eso creo que hay que votar Junts pel sí. Espero que a partir del día 28 podamos encontrar soluciones y se pueda llegar a un pacto.

Temas

  • ELECCIONS 27-S

Comentarios

Lea También