Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Joan XXIII, el hospital con más días de espera para pruebas diagnósticas

El centro tarraconense tiene una media de 65 días de dilación. El Sant Joan de Reus, con 17 días, es el que menos esperas registra en la provincia al cierre de 2014, según el Departament de Salut
Whatsapp
Las mamografías son una de las 13 pruebas diagnósticas que computa la Generalitat. Foto: ACN

Las mamografías son una de las 13 pruebas diagnósticas que computa la Generalitat. Foto: ACN

El Hospital Joan XXIII de Tarragona es el que registra una lista de espera más larga en pruebas diagnósticas en la provincia, con 65 días de media. En el otro extremo, el Sant Joan de Reus, con 17 días, es el más rápido a la hora de efectuar alguna de las 13 pruebas que monitoriza el Departament de Salut, y donde se incluyen colonoscopias, ecografías o resonancias magnéticas.

En las Terres de l’Ebre, la mayor demora la padece el Hospital Verge de la Cinta de Tortosa, con una espera de 46 días, que casi triplica a los 18 días registrados por el Hospital Comarcal de Móra, el centro con mejores números, según los datos de finales de 2014 difundidos ayer por el Servei Català de la Salut. Hay que tener en cuenta que no todos los centros realizan todas las pruebas ni tienen el mismo volumen de pacientes.

En diciembre del año pasado había 13.661 pacientes en la demarcación (10.670 en el Camp de Tarragona y 2.440 en las Terres de l’Ebre) esperando para hacerse una prueba diagnóstica. Se trata de un incremento de un 4,2% de personas, en relación a las que había en diciembre de 2013. La cifra contrasta con los datos del conjunto de Catalunya, donde el número de pacientes descendió en un 7% durante el último año.

 

Más tiempo de espera

También ha aumentado el tiempo que hay que esperar para acceder a uno delos 13 tipos de pruebas que se controlan. En el Camp de Tarragona la espera ha pasado de ser, de media, de 32 a 37 días en el Camp de Tarragona (un 6,4% más) y en Terres de l’Ebre ha subido de 26 a 29 (un 11,5% más). No obstante, los datos son más positivos que en el conjunto de Catalunya, donde la dilación se ubica, de media, en 40 días.

Respecto a las pruebas en las que hay más pacientes esperando destacan la tomografía axial computarizada (TAC), con 2.875 pacientes ene el Camp de Tarragona y 476 en Terres de l’Ebre; la resonancia magnética, con 1.518 en el Camp de Tarragona y 871 en Terres de l’Ebre y la ecografía abdominal 14.73 en el Camp de Tarragona y 330 en Terres de l’Ebre.

En lo que se refiere al tiempo de espera de cada prueba, para la que hay más demora en el territorio es el electromiograma, una prueba que se usa para estudiar el sistema nervioso periférico y los músculos que inerva. En el Camp de Tarragona hay que esperar 82 días para acceder a ella y en las Terres de l’Ebre la estadísticas se dispara a los 106.

Por centros, la prueba que más pacientes en espera acumula es precisamente el TAC en el Hospital Sant Joan de Reus (1.267 personas), seguida de las resonancias magnéticas en el Institut Diagnòstic de la Imatge de Tarragona (902) y en el de Tortosa (871). Asimismo, también en el centro tarraconense de la imagen 575 ciudadanos aguardaban a finales de 2014 para someterse a una ecografía abdominal, otra de las pruebas que acumula más retrasos.

El electromiograma también registra tardanzas en cuanto a días de espera:la palma se la lleva el Verge de la Cinta de Tortosa, con 106 días, sólo por delante del Joan XXIII, con 100 días. Los 102 para un polisomnograma –un examen de las alteraciones del sueño– en la Verge de la Cinta de Tortosa y los 93 para una ecografía ginecológica en el Joan XXIII también son revisiones con especiales dificultades.

 

Garantizar un tiempo máximo

Valga destacar también que, a diferencia e lo que sucede con las operaciones quirúrgicas, las pruebas diagnósticas no tienen, todavía, un tiempo de espera máximo garantizado. El Departament de Salut está tramitando actualmente el decreto para determinadas pruebas a cargo del CatSalut. Cuando se apruebe, habrá un tiempo máximo de espera garantizado de 90 días para las pruebas de colonoscopia, ecocardiografía, ecografía abdominal, ecografía ginecológica. ecografía urológica, electromiograma, endoscopia esofagogástrica, egometría, gammagrafía, mamografía, resonancia magnética y tomografía axial computarizada (TAC). Además, habrá un lapso de 120 días para una polisomnografía.

El director del Servei Català de la Salut, Josep Maria Padrosa, destacó que el tiempo de espera para pruebas diagnósticas haya caído un 6,8% en el global de Catalunya –no así en la provincia– y que el tiempo de espera haya mejorado en siete días respeto a 2013, bajando de 47 a 40. Para Padrosa, es significativo el hecho de que cada vez sean más los facultativos que utilizan el historial clínico compartido, con cinco millones de expedientes, y por lo tanto, augura una mejora en los próximos años en este ámbito. Esa herramienta permite que un médico no repita pruebas que ya se han hecho en otras instancias y utilizando «sentido común» se pueda racionalizar el sistema. Padrosa subrayó que la tecnología, aunque requiera inversión, aunque da resultado a largo plazo.

Temas

  • TEMA DEL DÍA

Comentarios

Lea También