Más de Noticias

Noticias Jordi Jordan Candidato de En Comú Podem por Tarragona para las elecciones del 14 de febrero

Jordi Jordan (ECP): «Debemos dejar de ser el patio de atrás de Barcelona»

Entrevista al candidato de En Comú Podem por Tarragona para las elecciones del 14 de febrero, Jordi Jordan

Octavi Saumell

Whatsapp

¿Irá a votar presencialmente el 14F pese a las dudas por la situación de la Covid?

Sí.

El 14 de febrero hará 11 meses que estamos en pandemia. Pese a ello, los índices siguen muy elevados. ¿Será seguro ir a los colegios electorales?

El Govern está haciendo el trabajo para que lo sea. Muchos países han votado recientemente en situaciones similares. Los Comuns pedimos que se aplazaran las elecciones, pero la justicia ha determinado lo contrario. Es una situación muy compleja.

Equipamientos hospitalarios como el Joan XXIII de TGN o el Verge de la Cinta de Tortosa están sufriendo mucho.

Deben revertirse los recortes en sanidad, que aún siguen vigentes. Se ha demostrado que la sanidad es el tesoro que nos está salvando de esta pandemia. Estamos muy por debajo de la media europea. El 7% del PIB de Catalunya debería invertirse en sanidad, y el 25% del presupuesto de Salut debería dedicarse a la sanidad primaria: los CAP y los consultorios locales. Están desbordados.

¿Ha estado olvidada la sanidad los últimos años?

Sí, de hecho en los últimos presupuestos de la Generalitat logramos 900 millones de euros adicionales durante la negociación. Esto quiere decir que en los últimos años no se había invertido lo suficiente.

¿Cómo han gestionado la pandemia Torra y Aragonès?

No han transmitido mucha seguridad, ya que había días que el propio Govern se contradecía de una manera espectacular, con una división total y absoluta. De hecho, recuerde que las elecciones debían ser hace un año, cuando el propio Torra dijo que la legislatura estaba acabada.

¿Ha sido una agonía desde entonces?

Sí. Al inicio de la pandemia se quejaban que estaba todo centralizado en el Gobierno Central. Luego se descentralizó, pero ahora nos encontramos con que se está gestionando desde un punto de vista centralista de Catalunya. Yo lo sufro desde las Terres de l’Ebre.

¿Por qué?

Lo que dice el territorio es que no es lo mismo hacer un confinamiento comarcal en las Terres de l’Ebre, que tienen 180.000 habitantes, que en Barcelona donde hay un millón. Ha habido poca visión territorial de lo que es Catalunya.

¿Las medidas deberían ser más quirúrgicas?

Claro, que tuvieran mucho más en cuenta todas las realidades territoriales. La Terra Alta tiene 12.000 habitantes y muchos pueblos no cuentan con servicios ni en la propia comarca. Esto es lo que los alcaldes les están diciendo al Govern.

¿Junts y ERC son centralistas solo con la Covid o con todo?

Con todo. Por esto, nosotros apostamos por la nueva Llei d’Equitat Territorial.

¿En qué se centraría?

Ahora en Catalunya hay 18 comarcas que tienen menos de 300 habitantes por kilómetro cuadrado. Es necesario afrontar políticas para acabar con la Catalunya vaciada. Igual que a nivel del Estado ha aparecido Teruel existe, aquí en Catalunya muchas comarcas necesitan una ley que blinde las inversiones en equipamientos, servicios sociales o vivienda que equilibren Catalunya.

Y acabar con el despoblamiento rural.

Exacto. Y con todo el déficit de servicios que hay.

¿Qué habrían hecho diferente ustedes con la Covid?

Han faltado recursos, medidas quirúrgicas y cohesión de gobierno.

¿La gente está mareada de medidas y contramedidas?

Bastante.

Ustedes gobiernan en el Estado con el gobierno del PSOE de hasta hace poco Salvador Illa y la situación es muy similar.

La complejidad para poder gestionar una pandemia de estas características es máxima. El Estado está impulsando todas sus medidas para reforzar la sanidad, transfiriendo recursos a las autonomías.

¿Qué debe ir a hacerse al Parlament la próxima legislatura?

Defender a la demarcación. Hemos sido el patio de atrás, no hay políticas territoriales. Debemos iniciar una nueva etapa, basada en el diálogo.

¿Camp de Tarragona y el Ebre son la puerta de atrás de Catalunya?

Tengo esta sensación. Merecemos una inversión conforme a la población que somos. Y algunas comarcas necesitan una discriminación positiva.

Aquí hay químicas, nucleares, industria...

Somos el patio de atrás de Barcelona, y esto no puede continuar siendo así. Las nucleares generan una energía muy peligrosa, necesitamos un plan de transición para cuando se cierren. También apostamos por recuperar la Llei de Barris, con 1.500 millones de los fondos europeos para impulsar políticas de aislamiento térmico, rehabilitar viviendas, la renovación de calefactores...

La anterior Llei de Barris se financiaba al 50% entre Govern y Ayuntamientos. ¿Sería así ahora?

Apostamos porque los ayuntamientos pudieran participar en un 10%, y también lo haría el Estado.

Covid, crisis económica, el procés... ¿Será el mandato más difícil que se recuerda?

Habrá una gran fragmentación. Deberán tejerse alianzas para volver a centrarnos en el día a día. Espero que todas las fuerzas estén a la altura de la circunstancias.

«No podemos quedarnos con el turismo de sol y playa. El ejemplo es el Priorat, que apuesta por la calidad y el producto de proximidad, muy lejos de la especulación de Hard Rock» 

El sector turístico de la Costa Daurada y del Ebre está muy tocado.

Falta un plan de choque inmediato y trabajar para un turismo seguro contra la Covid. No podemos quedarnos con el sol y playa, sino apostar por el valor añadido. El ejemplo es el Priorat, que ha apostado por la calidad y los productos locales, lejos del Hard Rock.

¿Debe abandonarse este proyecto?

Sí, va en la linea contraria de lo que queremos. Los puestos de trabajo serán precarios, juega con la especulación urbanística y es insostenible. Quiere convertir Tarragona en un gran casino como Las Vegas.

¿Y cómo puede frenarse la regresión del Delta de l’Ebre?

Todos debemos hacer autocrítica. Debe hacerse un Pacte de l’Ebre, con todas las administraciones. Las prioridades son el cabal ecológico, la recuperación de los sedimentos, el modelo de regadíos y la reducción del mini transvase, al estilo de lo que se ha hecho en Girona con el Ter.

Jéssica Albiach pide una mayoría amplia para formar gobierno. ¿Apuestan por reeditar el Tripartit con PSC y ERC?

Nos gustaría llegar a acuerdos con ellos, sí, ya sea desde dentro o desde fuera del Govern. Lo que queremos es un gobierno de izquierdas.

¿Un pacto de izquierdas podría incluir a la CUP?

Yo no la excluiría, pero creo que ya ha dicho que quiere investir a un presidenta de derechas de Junts.

PSC y ERC se vetan entre ellos. ¿Quieren hacer de mediadores?

Ya nos ha pasado antes en el Estado, cuando el PSOE decía que no quería gobernar con Podemos y Comuns y apostaba por Cs. Y en el Ayuntamiento de Barcelona los últimos presupuestos son entre Comuns, PSC y ERC.

Colau, por cierto, recibió el voto de Manuel Valls para ser alcaldesa.

Valls se ha ido de Ciutadans. Además, todos los presupuestos se están pactando con las izquierdas.

Illa ya les ha tirado los cejos.

Pero es que difícilmente sumaremos 68 diputados, es imposible. Cualquier acuerdo pasará por tres formaciones.

¿Y la vía Tarragona? ERC y Comuns, con apoyo externo de Junts y CUP.

Esto es muy complicado. Estamos en contra de una lista como Junts que lleva candidatos excluyentes.

¿El veto es a Vox, PP, Cs... y Junts per Catalunya?

Sí. No pactaremos con la derecha, ya sea postconvergente o españolista.

Pues el PSC lleva a la antigua Unió en sus candidatura.

Por esto pedimos a la gente que nos vote. Somos la garantía de izquierdas ante un PSC que mira a Ciutadans o Unió.

ERC quiere un referéndum. ¿Lo apoyarán?

Catalunya necesita un acuerdo pactado y votado. Nuestro modelo es el de Canadá. El problema nunca se habría tenido que judicializar. Debe poderse hablar de todo.

¿Qué votaría en un referéndum acordado?

Me gustaría que Catalunya fuera una república, pero manteniendo lazos con el resto del Estado. El modelo sería confederal, y más dentro de la Unión Europea.

¿Votó el 1 de octubre?

Sí, me abstuve. Fue una movilización del pueblo, pero con sufrimiento para mucha gente. Lo recuerdo con cierta tristeza. Ahora debemos mirar al futuro e intentar un acuerdo sobre financiación, el blindaje de la lengua...

Junqueras, Bassa, Forcadell... ¿Son presos políticos?

No deberían estar en prisión. Defendemos los indultos. Es una condición sine qua non para empezar a volver a la normalidad. Es la vía rápida, junto a la reforma del Código Penal.

¿Puigdemont es un exiliado como dijo Pablo Iglesias?

Lo dijo el periodista, no él, pero estas personas no deberían estar en el exterior. Su situación no tienen nada que ver con la de los exiliados del 39, que sufrieron asesinatos, fusilamientos... ¡estuvieron en campos de concentración!

Temas

Comentarios

Lea También