Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Juego de Tronos, capítulo final: «¿Por qué crees que vine hasta aquí?»

#seriesenvena ‘Juego de tronos’. 8 años, 73 capítulos y miles de muertes después, este fenómeno mundial ha llegado a su fin. A partir de aquí... ¡spoilers!

Yolanda Fernández

Whatsapp
Juego de Tronos, capítulo final: «¿Por qué crees que vine hasta aquí?»

Juego de Tronos, capítulo final: «¿Por qué crees que vine hasta aquí?»

Pensábamos que esto no tenía fin. Que Juego de tronos iba a ser una serie eterna. Que iba a estar siempre en nuestras pantallas con un nuevo capítulo y que siempre, siempre la íbamos a tener a nuestro lado.
Pero nada en esta vida es para siempre y como toda despedida de algo de lo que nos cuesta desprendernos el capítulo final de Juego de tronos nos has dejado un sentimiento de abandono difícil de definir.

Han sido ocho temporadas que han marcado un antes y un después en el mundo de las series y de la televisión. Eso es indiscutible. El plano superior al que han llevado sus creadores, David Benioff y DB Weiss, a este magnífica serie convirtiéndola en un fenómeno mundial de masas, nos hace ver que va a ser algo muy complicado de repetir. HBO hará mal en buscar su nueva Juego de tronos, si algo tiene, y es en lo que todo el mundo está de acuerdo, es que es irrepetible.

Spoilers, spoilers y más spoilers

Voy avisando por si algún incauto ha llegado hasta aquí y todavía no ha visto el capítulo. Que yo después no quiero malos rollos.

Vaya por delante que hay mucha gente a la que el final no ha gustado y están en todo su derecho de opinar así, pero para mí, aún teniendo alguna cosita que me chirría, me ha parecido un final digno de la serie. Alguien me ha dicho «es un final lógico» y yo añadiría previsible y coherente. A poco que se haya estado pendiente del devenir de las diferentes tramas se podía deducir más o menos el final. Y tal vez esto es lo que algunos ven como un punto negativo. La falta de sorpresa final y ese giro de 180 grados al que nos tenían acostumbrados.

¿Y George R.R. Martin qué hará? 
Tras el final de la serie y visto que éste no ha satisfecho a mucha gente, Martin tiene una oportunidad de oro para satisfacer a todos estos fans insatisfechos.

Que Bran termine siendo el Rey de Poniente se veía venir. Ahora que lo pienso, bonito juego de palabras. Él que todo lo ve... No era uno de mis candidatos al trono (trono que ya no existe), pero después de que Tyron le pregunte si quiere serlo y tras esa frase que pronuncia Bran, a mí, ya me ha ganado: «¿Por qué crees que vine hasta aquí?». No me diréis que no es magnífica. Si no hemos visto que Bran ya sabía cómo iba a terminar todo esto es que no hemos estado nada, pero que nada atentos.

Un capítulo que sabe a poco

Al principio del episodio vemos como Tyron camina junto a Jon y sir Davos por un devastado Desembarco del Rey. Totalmente aniquilado por la, hasta ahora, heroína Daenerys. Tyron es consciente de su suerte al haber traicionado a su reina y sabedor de su destino va en busca de sus hermanos Cersei y Jaime, a los que encuentra juntos y enterrados bajo cientos de piedras. Tengo que decir que yo era de los que pensaban que hasta que no viera el cadáver de Cersei no me iba a creer que había muerto. Esta mujer nunca sabes por dónde te puede salir. Seguramente la mayoría la hubieras matado de otra manera, probablemente más cruenta, pero seamos realistas, el Juego de tronos de la temporada final no es ni de lejos el del comienzo. Ahora casi parece una producción de Disney. Qué lejos queda la decapitación de Ned Stark o la boda roja... Algo más en su contra.

Más tarde y tras hacer un discurso digno de un ser totalitario en el que se dirige a sus tropas, Daenerys nos muestra que para ella ni mucho menos la guerra ha terminado y que no conforme con la destrucción de Desembarco va a ir conquistando reino por reino hasta tener la sumisión total de todos a su mandato. Y aquí ya nos damos cuenta de que lo suyo no ha sido una locura temporal transitoria. Ella es así y punto.

A estas alturas tenemos a Jon Snow que ya no sabe si viene o va. Está entre la espada y la pared. Se debate entre la lealtad a la que él considera su reina y el amor por sus hermanas. Tyron le hace ver  que las mujeres de su vida son totalmente incompatibles y que tarde o temprano tendrá que tomar partido.

El encuentro entre Jon y Daenerys en la sala del trono de hierro es de lo mejor del capítulo. Jon intenta convencer a su reina de que no está siguiendo el camino correcto y cuando se da cuenta de que ella no piensa cambiar de opinión es consciente de lo que tiene que hacer. Mata a Daenerys clavándole una daga mientras la está besando. Puede haber una muerte más romántica... Es entonces cuando aparece Drogon, el dragón, y funde el trono de hierro de pura rabia al ver a su madre yacer muerta en el suelo. Ale ya no hay que pelearse por nada. Por estos cinco minutos a mí ya me ha merecido la pena el capítulo final. Yendo un poco más allá me hubiera parecido magníficamente perfecto que Jon muriera bajo el fuego del dragón, pero tal vez a estas alturas de la serie y visto lo visto creo que era pedir demasiado.

Y colorín, colorado...
En definitiva tenemos casi todas las tramas bien cerraditas. Bran es el nuevo rey de los Siete Reinos... bueno perdón, con permiso de Sansa a la que yo apodo cariñosamente ‘la indepe’. Cuando nombran rey a su hermano, en una escena claramente mejorable, le deja clarito que será de seis reinos solamente porque el Norte siempre será libre a lo que Bran accede. Tyron se convierte en la mano del rey y Jon es castigado por haber matado a Daenerys con el destierro y debe volver a la Guardia de la Noche. Y nuestra querida Arya que sabe que no está hecha para vivir en la corte decide ir a descubrir mundos inexplorados más allá de Occidente. ¿Arya Colón?

En los momentos finales vemos como cada hermano Stark, familia que yo considero ganadora, comienzo su nueva vida. Bran reinando los seis reinos, Sansa siendo nombrada reina del Norte, Arya navegando en pos del horizonte y Jon cabalgando más allá del muro junto a los salvajes.

Los finales de serie casi siempre son polémicos. Hay muchos ejemplos: Lost, Los Soprano, Los Serrano... y Juego de tronos no iba a ser menos. Oiremos hablar mucho de él pero tengamos claro que nunca volveremos a ver nada igual.

Temas

Comentarios

Lea También