Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Noticias Medioambiente

La Cumbre del Clima entra en la semana de las negociaciones de alto nivel

COLPISA

Whatsapp
Un momento de la celebración de la COP25. Foto: EFE

Un momento de la celebración de la COP25. Foto: EFE

La COP25 del clima de Naciones Unidas ha superado su ecuador. Seis días de exposiciones y discusiones de corte técnico que han repasado desde la movilidad a la energía, pasando por la importancia de los océanos en la salud del clima o la necesidad de reducir las emisiones de los gases de efecto invernadero, dan paso a los encuentros de alto nivel entre los ministros de Medio Ambiente de los países con la duda de si se alcanzará algún acuerdo. O, al menos, conclusión que sirva de declaración de intenciones. Estos últimos días, las delegaciones de los 197 países que forman parte de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático han trabajado en los documentos, todavía en una fase muy técnica, antes del comienzo de las negociaciones de alto nivel. Ayer, una de las expertas que sigue de cerca estos trabajos señalaba en una conferencia de prensa durante la Cumbre que los borradores de los textos deberían haberse entregado el pasado viernes. Pero aún estaban por concluir.

Hay asuntos cruciales en los que falta consenso global. La financiación para frenar la crisis climática y, sobre todo, la regulación de los mercados de carbono (artículo 6 del Acuerdo de París) y el llamado ‘doble conteo’. Durante la pasada semana se pudo ver que un reclamo común de los actores independientes que intervienen en la Cumbre es la necesidad de dotar de transparencia el mecanismo de control de emisiones. Se ha insistido mucho en que hay que sentar las bases de la regulación de este asunto para, entre otras cosas, evitar la duplicidades (el ‘doble conteo’). Los mercados de carbono surgen con la intención de obtener las reducciones de emisión necesarias (objetivos marcados en el Acuerdo) al menor coste: quien pueda realizar las actuaciones de reducción a un coste no muy alto, las realiza. La complejidad de este asunto impide que se puedan delimitar nuevas normas y cerrar acuerdos a corto plazo. Además, los expertos avisan de que no es necesario tenerlo completamente cerrado para la implementación del Acuerdo de París.

¿Más ambición?

La duda se cierne sobre si se incrementará la ambición en los compromisos políticos, tal y como pidió el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, durante el acto de inauguración de la Cumbre. De cualquier modo, mientras comienzan a salir conclusiones de las reuniones, cabe recordar que no se espera que en la COP25 se alumbren acuerdos políticos o jurídicos vinculante que comprometan a las partes.

Temas

Comentarios

Lea También