Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Guardia Civil localiza el cadáver de Diana Quer tras la confesión del sospechoso

El cuerpo de la joven se ha encontrado en el interior de un pozo en una nave industrial de Rianxo (A Coruña), tras la confesión de José Enrique Abuín a los agentes de la Guardia Civil

Diari de Tarragona

Whatsapp
Vehículos de la Guardia Civil y ambulancias, en las inmediaciones de la nave donde se ha hallado el cuerpo de Diana Quer.

Vehículos de la Guardia Civil y ambulancias, en las inmediaciones de la nave donde se ha hallado el cuerpo de Diana Quer.

La Guardia Civil ha localizado un cadáver que podría ser el de Diana Quer, la joven de 18 años desaparecida en agosto de 2016 en A Pobra do Caramiñal (A Coruña), en el interior de un pozo en una nave industrial, han informado a Efe fuentes de la investigación.

Desde primera hora de hoy agentes de la Guardia Civil custodian una nave industrial en la parroquia de Asados, en Rianxo (A Coruña) de donde es originario José Enrique Abuín, principal sospechoso en el caso, y a pocos kilómetros de su vivienda habitual, donde estaba previsto un registro hoy a las 8.30 horas.

Sin embargo, los agentes se han dirigido a esta nave industrial a unos cuatro kilómetros y allí acaba de llegar la comitiva judicial, tras la que ha acudido un coche fúnebre.

Fuentes de la Guardia Civil han explicado que aguardaban por la llegada de la comitiva judicial para la extracción de un cadáver en un pozo, que correspondería a Diana Quer, a falta de los análisis que lo confirmen definitivamente.

De hecho, en el exterior de la nave hay una unidad del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil, aguardando para intervenir en cuanto sea requerido, así como un camión de bomberos.

Según fuentes próximas a la investigación consultadas por Efe, el cadáver fue localizado en las últimas horas después de que el propio sospechoso les diera indicaciones para llegar al lugar.

En la zona hay un cordón policial que impide el acceso de los numerosos periodistas que se han acercado para seguir el registro y que se han desplazado desde la vivienda habitual del sospechoso, donde estaba previsto también una inspección.EFE

Temas

Comentarios

Lea También