Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La OCDE pide revisar el IVA reducido y bajar la cotización para sueldos bajos

Propone eliminar los tipos reducidos del IVA que benefician a las rentas altas y modificar la base de cotización para empleados indefinidos con salarios bajos

EFE

Whatsapp
El secretario general de la OCDE, Ángel Gurria, hoy en la presentación de esta institución. Foto: EFE

El secretario general de la OCDE, Ángel Gurria, hoy en la presentación de esta institución. Foto: EFE

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha pedido a España que revise los tipos reducidos de IVA, con el objetivo de eliminar los que benefician a la población con mayores ingresos, y que rebaje la cotización para empleados indefinidos con salarios bajos.

En su informe "Estudios económicos de la OCDE: España 2017", la institución considera que España tiene margen para mejorar su estructura tributaria, que al centrarse en los ingresos laborales "penaliza el crecimiento y el empleo", y formula una serie de recomendaciones.

Así, con respecto a la exención de 500 euros en la base de cotización por contingencias comunes para las empresas que contraten a un nuevo trabajador indefinido, la OCDE considera que debería restringirse a empleados de baja cualificación y, en estos casos, ampliarse de forma permanente -actualmente está limitada a dos años- con el objetivo de lograr unos "efectos positivos más duraderos".

En materia de IVA, la institución apuesta por revisar los tipos reducidos, que a su juicio son una de las causas de la baja eficiencia del impuesto, para "eliminar aquellos que beneficien fundamentalmente a la población con mayores ingresos". También cree que el Gobierno "debería continuar" con sus esfuerzos para mejorar los ingresos de IVA, como con la puesta en marcha del suministro inmediato de información tributaria, y aplaude las subidas de los impuestos del tabaco y el alcohol, así como la creación de un impuesto para las bebidas azucaradas.

También en el caso del IRPF la institución apuesta por reducir las exenciones, en particular las que tienen resultados regresivos, como el crédito fiscal por inversión en vivienda habitual -del que disfrutan quienes se acogieron a esta medida antes de su desaparición-, una bonificación con un coste de 1.200 millones en 2016 que "tiende a beneficiar a los hogares con rentas más elevadas".

Asimismo alerta que la limitación a la deducción por pérdidas de ejercicios anteriores aprobada a finales del pasado año podría "reducir los incentivos de las empresas a la hora de asumir riesgos en el futuro y disminuir de manera significativa el atractivo de España como destino de inversión".

En materia de tributación ambiental, la organización ve "margen" para elevar los impuestos sobre los carburantes, que son inferiores a otros países, especialmente en el caso del diésel, que pese a ser más contaminante en España tributa menos que la gasolina. La OCDE calcula que la equiparación de la tributación del diésel con la de la gasolina permitiría obtener una recaudación adicional de 4.000 millones de euros.

Temas

  • ECONOMÍA

Comentarios

Lea También