Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Noticias Salud

La OMS lucha contra la «epidemia informativa» en torno al coronavirus

La Organización Mundial de la Salud es consciente de que situaciones como ésta generan miedo y desconfianza

IISABEL SACO

Whatsapp
Una mujer se protege del coronavirus con una mascarilla en la ciudad china de Guangzhou. FOTO: EFE

Una mujer se protege del coronavirus con una mascarilla en la ciudad china de Guangzhou. FOTO: EFE

La Organización Mundial de la Salud (OMS) no sólo está poniendo todos sus esfuerzos para facilitar una respuesta mundial coordinada a la epidemia de coronavirus, sino que al mismo tiempo está luchando contra la «epidemia informativa» que generan situaciones que, como ésta, causan miedo y desconfianza.

«La epidemia de rumores e informaciones falsas es un fenómeno real con el que hay que lidiar desde el principio, cuando hay cuestiones que todavía se desconocen y la gente intenta llenar esos vacíos con diferentes tipos de información», declaró ayer la directora del área de preparación para urgencias infecciosas de la OMS, Sylvie Briand.

La experta, que forma parte del liderazgo de la organización que hace frente al coronavirus, compartió con la prensa información actualizada para entender lo que significa esta nuevo desafío sanitario global.

Cada emergencia sanitaria tiene su epidemia informativa

Los antecedentes más recientes se ubican en África. Un brote epidémico de fiebre amarilla en Angola en 2016, el peor en 45 años, fue objeto de informaciones falsas relacionadas con la vacuna para proteger a la población no infectada. El rumor decía que si se recibía la vacuna no se podía tomar cerveza durante una semana, lo que causó una caída en las inoculaciones. En el caso de la epidemia de ébola en la República Democrática del Congo se expandió el rumor de que era un invento y otros más graves intentaban disuadir a los enfermos de acudir a los centros de tratamientos porque allí serían asesinados y se les extraerían los órganos para exportarlos.

¿Cómo intenta la OMS ayudar al sector de negocios?

El equipo de Briand tuvo una teleconferencia este lunes con representantes de 50 grandes compañías de diversos países a quienes expuso los mensajes correctos que deben hacer circular entre sus empleados y los consejos que deben transmitirles para proteger su salud.

La OMS está intentando ofrecer mensajes adaptados a las audiencias de los distintos sectores de la economía, que rápidamente ha empezado a sentir los efectos negativos de la epidemia del coronavirus.

En los próximos días, la OMS mantendrá comunicaciones similares con los sectores de la agroalimentación, de los viajes y el turismo, así como con entidades que representan a los trabajadores de la salud.

El sector del transporte aéreo ha reaccionado de forma severa ante el coronavirus y varias compañías internacionales han cancelado sus viajes a China, total o parcialmente. Briand explicó que ello se debe a que las tripulaciones de los aviones sienten que el riesgo de resultar infectadas es muy alto por el contacto cercano que tienen con los pasajeros durante los vuelos

Los esfuerzos de contención del epicentro y fuera de él

La provincia china de Hubei sigue siendo el epicentro de la epidemia: allí se concentran el 78 % de todos los casos y se observa «una intensa transmisión entre personas». En el resto de China y la mayoría de los 23 países que han notificado casos éstos provienen de Hubei y la estrategia consiste en detener el contagio para «no tener el escenario de un segundo Hubei», dijo Briand.

Rumores sobre supestas medicinas contra el coronavirus

Otros rumores que se están propagando estos días tienen que ver con medicinas que supuestamente servirían para curar el coronavirus.

Briand explicó que se está diciendo que los antirretrovirales para personas que padecen de VIH serían eficaces contra la nueva enfermedad, pero que esto surge de estudios «in vitro», es decir ni siquiera se han realizado ensayos clínicos al respecto.

Temas

Comentarios

Lea También