Más de Noticias

'La actuación notarial siempre fue legal'

Entrevista a José Ángel Martínez Sanchiz, presidente del Consejo del Notariado

José María Camarero

Whatsapp
José Angel Martínez Sanchiz, presidente del consejo del notariado. foto: Colpisa

José Angel Martínez Sanchiz, presidente del consejo del notariado. foto: Colpisa

¿Cómo valora el decreto sobre la resolución de las cláusulas suelo de las hipotecas?

En general, de forma positiva. Entre otros aspectos, porque busca la restitución del dinero en efectivo, aunque alternativamente prevé una reducción de la deuda, que implica una novación de escritura cuyos aranceles notariales serán reducidos, de unos 75 euros.

¿Hacía falta que el Tribunal Supremo les instase a implicarse más en su labor de asesoramiento?

Los notarios hemos cumplido con la legalidad. Tal como lo vemos, el Tribunal Supremo ha reconocido que la inclusión de determinadas cláusulas constaba de forma clara en las hipotecas. Pero también ha indicado que eso no basta, sino que es necesario un plus de transparencia en la fase previa de la firma. Así se garantiza una mejor comprensión del consumidor, informándose sobre los diferentes escenarios posibles. Y esa fase no se producía antes.

¿Y no podían haber actuado ustedes por iniciativa propia?

Siempre hemos sido partidarios de que nuestra actuación se produjera cuando se estaban elaborando los contratos. Lo que pasa es que cuando las cosas funcionaban razonablemente bien y había una inercia, era muy difícil modificarlas. Además, eso no dependía de nosotros, sino de quien tenía competencias para hacerlo.

En esa ‘inercia’ de la que habla estaban también los bancos, los supervisores, el Gobierno...

Es evidente que existió una burbuja. Hoy es fácil explicar aquella situación. Pero en aquel momento había unos créditos cada vez más baratos y parecía un proceso sin fin: como no te apresuraras a comprar una vivienda, al poco tiempo iba a ser más cara. Algunos pensábamos que en algún momento debía frenarse, pero no de la manera en que se ha producido como consecuencia de la crisis que hemos vivido.

Aunque hubieran cumplido con la ley, ¿era posible realizar un trabajo éticamente más correcto?

Los clientes del banco podían ir a la notaria tres días antes de la firma a analizar los borradores de la escritura. Es un derecho sobre el que se les debía advertir cuando estaban negociando, pero del que generalmente no se ha hecho uso. Al final, las escrituras se entregaban muchas veces el día anterior a la firma, y al no hacerse uso de ese derecho por el motivo que fuera, el efecto fue que esa labor de asesoramiento se vio restringida.

La banca sugiere que ustedes podrían no haber garantizado los derechos del consumidor.

Los bancos están ante una cierta perplejidad porque, aun cumpliendo con la legislación, la interpretación comunitaria les ha colocado en una situación que no tenían prevista. Pero eso no implica que nosotros no hayamos cumplido con esa misma legislación. Hemos recogido las diferentes cláusulas de forma clara y las hemos explicado. Para nosotros el problema no es tanto un supuesto mal proceder de los notarios, como que la doctrina del Supremo ha revelado una falla en el sistema, si bien es corregible con la aportación de mayor información en la fase precontractual.

¿No hacen ninguna autocrítica?

Puede ocurrir que en algún caso no se haya procedido correctamente, pero esa es la excepción.

¿Qué esperan de la reforma de la ley hipotecaria?

Hay que buscar soluciones que humanicen estas operaciones. Por ejemplo, en lo relativo a la mediación para evitar los desahucios o para conseguir que los propietarios obtengan el mejor precio posible cuando pierdan su inmueble.

Temas

  • ECONOMÍA

Comentarios

Lea También