Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La acusación de violación de Kobe Bryant que quedó en el olvido

Tras la muerte del deportista, muchos medios han rescatado esta historia que acabó tapada tras la leyenda deportiva

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen de la comparecencia pública de Kobe Bryant tras la acusación de violación. EFE

Imagen de la comparecencia pública de Kobe Bryant tras la acusación de violación. EFE

La muerte de Kobe Bryant ha conmovido al mundo del deporte y, en general, al mundo entero. Este domingo salía a la luz que el deportista perdía la vida, junto con 8 personas más -entre ellas su hija Gianna Maria-Onore de 13 años-, en un accidente de helicóptero. 

Tras los millones de homenajes, las condolencias y los mensajes de apoyo, muchos medios han rescatado una parte del pasado del jugador de los Lakers que no fue tan aplaudido. En 2003 la Mamba Negra pasó por su peor momento, tanto personal como profesionalmente, tras ser acusado de violación por una joven de 19 años.

En aquel entonces Bryant se hospedaba en el hotel Lodge&Spa en Colorado para permanecer cerca de la clínica de tratamiento en la que trataban su lesión de rodilla. Al llegar al establecimiento, el ya reconocido deportista, conoció a una conserje de 19 años que trabajaba allí. 

Tras ser conducido hasta su habitación por la joven, Bryant le pidió que regresase más tarde para hacer un tour por las instalaciones del hotel, a lo que la chica aceptó. 

Fue durante ese tour cuando el baloncestista invitó a la trabajadora a entrar a su habitación y cuando ambos empezaron a besarse, de mutuo acuerdo. Pasados los preliminares, empezó el desacuerdo. La chica defiende que ella no quiso acostarse con Bryant que, según ella, hizo caso omiso y completó las relaciones sexuales. 

Según la joven, Kobe la agarró del cuello y abusó sexualmente de ella. «Le pedí que me dejara en paz y sé que me escuchaba porque cada vez que le decía que parase, me apretaba más fuerte», declaró la víctima ante la policía.

En un primer momento el jugador aseguró que no habían mantenido relaciones aunque, su versión cambió cuando los forenses que inspeccionaron a la chica aseguraron que habían hallado ADN suyo en el interior de la víctima, así como lesiones compatibles con una violación. 

Entonces Bryant confesó que habían tenido sexo y que sabía que ella le había dicho que no. Hasta tres veces repitió que la joven no quería acostarse con él. Y él lo sabía.

El abismo

La confirmación de Kobe hundió su imagen pública. McDonald's, Nutella y Nike cancelaron sus contratos publicitarios con el deportista y tan solo un anillo de 4 millones de dólares salvó su matrimonio con su mujer Vanessa. 

En su periplo por volver a recuperar su buena imagen, Bryant empezó por disculparse públicamente. Como recogían varios medios en aquel entonces, el jugador reconoció los hechos en una comparecencia en la que se le vio llorar mientras se apoyaba en su mujer. «Creí que los dos estábamos de acuerdo, ahora entiendo que ella no quería que aquello pasara y que no lo ve como yo. Tras meses de escuchar a su abogado y su testimonio, entiendo cómo le ha afectado», afirmaba. 

Una resurrección inesperada y millonaria

A tan solo una semana del inicio del juicio y de la entonces esperada foto de Bryant en el banquillo de los acusados, la víctima hizo público que no testificaría y pidió que, a cambio, el deportista se disculpara ante la corte para retirar los cargos penales. Además, llegó a un acuerdo con los abogados del jugador para no utilizar su disculpa en el juicio civil.

En marzo de 2005, cuando pasaban dos meses de la cancelación del juicio, la Mamba Negra y su víctima llegaron a un acuerdo económico confidencial. Pese a que no transcendió la cifra exacta, la cláusula de confidencialidad que se le aplicó significa, según la ley de Colorado, que superaba los dos millones y medio de dólares. 

En julio de ese mismo año, Kobe recuperó su vida. La marca deportiva que le había representado en el pasado lo recontrató para una campaña publicitaria. Este fue el primer paso de la resurrección de su vida deportiva, que se saldó don diez años más de éxitos en la pista. 

Temas

Comentarios

Lea También