Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La ayuda valenciana por violencia machista se equiparará a la del terrorismo

El documento cuenta con cinco líneas estratégicas, veintiún objetivos y 293 medidas que buscan garantizar una sociedad segura y libre de violencia machista

Diari de Tarragona

Whatsapp
Cartel contra la violencia machista

Cartel contra la violencia machista

El nuevo Pacto Valenciano contra la Violencia de Género recoge cerca de 300 medidas para situar la violencia machista como un problema social estructural, entre las que destaca la equiparación de las ayudas a estas víctimas con las que perciben los muertos por atentados terroristas.

Esto implica que las ayudas pasen de los 6.000 euros actuales a 75.000 y se une a otras acciones encaminadas a fomentar la educación en igualdad o atajar las desigualdades laborales entre hombres y mujeres, además de una ampliación presupuestaria del 10 %, que en el caso de la Conselleria de Igualdad llegará a los doce millones de euros.

El pacto, suscrito hoy por 63 representantes de diferentes instituciones y entidades, ha sido firmado en el Centre del Carme y presentado por el president de la Generalitat, Ximo Puig, y la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, en un acto al que han asistido representantes políticos y de la sociedad civil.

Esto implica que las ayudas pasen de los 6.000 euros actuales a 75.000 y se une a otras acciones encaminadas a fomentar la educación en igualdad o atajar las desigualdades laborales

Puig ha afirmado que con esta firma se pasa de las palabras a los hechos ante una realidad que "no es tolerable", mientras que Oltra, que también es consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, ha dicho sobre esta lucha: "La vamos a ganar porque tenemos la razón".

El documento cuenta con cinco líneas estratégicas, veintiún objetivos y 293 medidas que buscan garantizar una sociedad segura y libre de violencia machista; feminizar la sociedad; coordinar la atención de las víctimas y sus hijos; romper los muros que invisibilizan el problema y socializarlo con un conflicto político y social, y garantizar una dotación presupuestaria estable.

Así, el Consell asumirá la formación obligatoria específica en género a los trabajadores públicos y la promoción de formación en el resto de profesionales que intervienen en la atención integral a las mujeres víctimas de violencia machista y a su hijos.

El pacto también incluye la promoción de los valores de las nuevas masculinidades para generar nuevos referentes de hombres

Además, garantizará una contratación pública responsable y el fomento de la responsabilidad social corporativa con empresas que cuentan con planes de igualdad, cláusulas sociales para combatir la feminización del empobrecimiento y planes de reinserción laboral de estas víctimas.

El pacto también incluye la promoción de los valores de las nuevas masculinidades para generar nuevos referentes de hombres; la reeducación y reinserción de los agresores machistas, y la coeducacion, convivencia y gestión de las emociones desde edades tempranas.

Fortalecer el observatorio de publicidad no sexista, evitar la doble victimización y la confrontación política y social y socializar el conflicto son otros de los compromisos de este pacto, en el que la Administración se compromete a blindar los recursos materiales, personales y económicos.

Fortalecer el observatorio de publicidad no sexista, evitar la doble victimización y la confrontación política y social y socializar el conflicto son otros de los compromisos de este pacto

Puig ha definido este pacto como "una alianza" para decir "basta a la peor de las desigualdades que vive la sociedad, aquella que nace de la profunda injusticia de discriminar a las mujeres", y ha señalado que la sociedad valenciana deber ser "libre, diversa y segura".

"La violencia de género nos interpela a todos", ha advertido para destacar la necesidad de visibilizar esta violencia, que "no es un hecho doméstico", y de dar una respuesta colectiva a un hecho que no "es inevitable ni un accidente" y sobre todo, "nada tiene que ver con el amor".

Tras el acto, la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, ha defendido la importancia de mandar un mensaje "inequívoco de unidad frente a ese nuevo terrorismo que es el terrorismo machista", a pesar de que hay medidas que les gustan más y otras menos.

Bonig, quien ha asegurado que vigilarán que estas medidas tengan concreción presupuestaria, ha enmarcado este pacto dentro del de ámbito nacional contra la violencia de género, algo que también ha hecho el delegado del Gobierno en la Comunitat, Juan Carlos Moragues.

El alcalde de València, Joan Ribó, ha mostrado su "satisfacción" por este pacto, mientras que el portavoz de Podemos en Les Corts, Antonio Estañ, ha considerado que éste es un "gran paso" y ha señalado que el siguiente debe ser "ver cómo se refleja en los presupuestos".

Temas

Comentarios

Lea También