Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La campaña laboral de verano generará 14.625 empleos en Tarragona

Las previsiones apuntan a mejorar los datos del año pasado. La temporalidad, la precariedad, el auge de la economía sumergida o el descenso de turistas rusos son los factores en contra
Whatsapp
La restauración y el turismo volverán a ser los sectores que tirarán de la contratación en Tarragona.  Foto: P. Ferré

La restauración y el turismo volverán a ser los sectores que tirarán de la contratación en Tarragona. Foto: P. Ferré

La campaña laboral de verano está a punto de llegar a su auge. Un año más, Tarragona se encomienda a su estacionalidad congénita para maquillar los todavía dolorosos índices de paro. A pesar de que muchos sectores alertan de la consustancial precariedad y temporalidad de estos puestos, los meses de junio, julio y agosto permitirán que miles de desempleados puedan acceder al mercado de trabajo, un alivio para muchas arcas de la economía doméstica.

En la provincia se generarán durante este verano 14.625 empleos, según un informe reciente de Adecco. Tarragona será la tercera demarcación catalana con más trabajo creado, por detrás de Barcelona, que además lidera el ranking estatal con enorme amplitud (159.266 contratos), y de Girona (16.548).

 

Un 18% más de contratación

Otra señal positiva es la evolución. Tarragona será la tercera provincia de España con un incremento más acentuado en la contratación con respecto a 2014, con un 18%, sólo por detrás de Barcelona y las Islas Baleares. Esta campaña testará de nuevo hasta qué punto se percibe en la calle la recuperación económica. En 2014 se detectaron niveles de contratación previos a la crisis por primera vez desde 2008.

Para este 2015, según los cálculos de Adecco, la previsión es que mejore aún más el balance y aumenten un 13% los contratos en relación al año pasado en España. Catalunya, además de ser la comunidad con más número de contratos, también será la que más aumento registre en la contratación, con un 18,7%.

Los sectores que tirarán del empleo en Tarragona serán los clásicos por estas fechas: en la provincia, con la Costa Daurada como epicentro de la afluencia turística, crecerán en los próximos dos meses los puestos vinculados al turismo y la hostelería. Además, otros ámbitos que generarán mayor demanda de trabajadores durante el verano serán el transporte, la logística, el aeroportuario, la distribución y el retail. El sector servicios también requerirá más personal.

Aunque el pistoletazo de salida a la campaña ha tenido lugar este mes de junio, algunos campos destinados al consumidor final (alimentación o bebidas) han comenzado a realizar contrataciones durante el mes de mayo de cara a la campaña estival.

El Mercado de Trabajo 2015, un informe elaborado por el Observatorio de la Ocupaciones en Tarragona, confirma la «fuerte estacionalidad» del mercado laboral provincial. Según los datos del año pasado, junio, julio y octubre son los meses con más contratación, alcanzando picos de hasta 26.319 contratos en un mes. En lo que al registro de paro se refiere, agosto fue el mes con un número más bajo de desempleados en Tarragona durante 2014, con 63.847 tarraconenses engrosando la lista del paro, por los 74.117 que había en enero.

 

‘No es la panacea’

Pese a esos datos que invitan a la esperanza, no todo es positivo en la campaña veraniega que se avecina, sobre todo a nivel cualitativo. Los sindicatos vuelven a señalar que se trata, en términos generales, de una ocupación precaria y temporal. Para Jordi Salvador, secretario general de UGT en Tarragona, hay varios factores que condicionarán el éxito o el fracaso de la campaña: «Se prevé la llegada de menos rusos y eso es importante, porque en otros años salvaba la temporada. Está por ver si eso se compensará con el turismo nacional pero no somos muy optimistas».

Salvador expone dos incógnitas más: «No se puede vender como la panacea. Hay un tercio de economía sumergida en la costa y, además, nos preocupa la calidad precaria de los trabajos. Nos estamos convirtiendo en un territorio que sólo trabaja en la temporada de verano. La precariedad ha aumentado. Es como los últimos datos de empleo del trimestre. Puede haber 400.000 personas más trabajando y la recaudación de la Seguridad Social subir sólo un 1%. Eso es indicativo del tipo de empleo que hay».

 

‘Una mayor confianza’

Jordi Salvador recela de la creación de riqueza durante estos meses: «Hay que ver dónde va ese negocio. Aquí quedan los bajos salarios de la gente que piensa que algo es mejor que nada, pero eso es pan para hoy y hambre para mañana. Los grandes beneficios se van fuera. Aquí quedan sueldos reducidos de gente que no puede gastar ni invertir en el territorio».

El estudio de Adecco sostiene que «los expertos han detectado una mayor confianza por parte de las empresas, que han vuelto a contratar personal extra para cubrir vacaciones y hacer frente a la mayor demanda del mercado durante estos meses». De hecho, Adecco sostiene que el año pasado ya se percibieron síntomas de mejora en el mercado de trabajo que se espera que se reediten durante este 2015.

A nivel estatal, el grueso de nuevos empleos se concentrará en Catalunya (201.891 contratos), Madrid (153.691) y la Comunidad Valenciana (108.376). En total se generarán en torno a 989.048 contratos en España.

Este mes de julio también servirá para comprobar cómo se desarrolla la temporada alta. Pese a las prometedoras perspectivas laborales, el sector turístico de la Costa Daurada pronostica, de entrada un descenso de un 10% de la ocupación en julio. La contratación de reservas va a un ritmo inferior que el del año pasado, lo que ha acabado retrasando la apertura de diversos hoteles. En algunos casos, los establecimientos hoteleros se han visto obligados a rebajar sus tarifas para llenar sus habitaciones.

Temas

  • TEMA DEL DÍA

Comentarios

Lea También