Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La conocida aerolínea que cobrará la maleta de mano como Ryanair

Los clientes que no contraten el servicio prioritario deberán pagar entre 6 y 10 euros por el equipaje que suban a la cabina

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen de archivo de una pasajera con maleta de mano. EFE

Imagen de archivo de una pasajera con maleta de mano. EFE

Ryanair ya hace tiempo que obliga a sus clientes a pagar por la maleta de mano si la quieren subir a la cabina, una medida que no fue muy bien recibida y que muchos han intentado llevar ante los tribunales. Sin embargo, la compañía irlandesa sigue con esta práctica y cada vez son más las aerolíneas que se suman a esta 'moda'. 

La última en anunciar que también cobrará la maleta de mano ha sido Norwegian que, en breve va a cobrar un suplemento adicional a los pasajeros por el equipaje de cabina, que hasta ahora era gratuito. Así pues, todos aquellos pasajeros que no contraten el servivio 'prioritario' de la empresa, tendrán que pagar entre 6 y 10 euros por el equipaje de mano que, como máximo, podrá pesar 10 kilos. 

Por su parte la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) ha lamentado esta decisión de la compañía noruega y ha afirmado: «constituye un claro abuso por parte de ambas compañías al considerar que se está incumpliendo el Art. 97 de la Ley de Navegación Aérea, que señala que el contrato de transporte obliga a la compañía a transportar al pasajero y su equipaje. Para OCU, este cargo adicional incumple la normativa en vigor aplicable, es contraria a las buenas prácticas y totalmente abusiva para los derechos de los consumidores. En agosto de 2018 la organización pidió a la Agencia Estatal  de Seguridad Aérea que valorara si la nueva política de equipaje de Ryanair incumplía la normativa y actuara en consecuencia, sin que hasta el momento haya recibido respuesta».

Además, la OCU critica y lamenta la pasividad de la Administración ante un nuevo abuso de los consumidores. Por ello reitera a la AESA su petición de actuación en los mismos términos que hizo con Ryanair y al nuevo Ministerio de Consumo, que haga uso de sus competencias y promueva una acción de cesación que impida la aplicación de esta cláusula abusiva y que sancione a ambas compañías por la imposición de esta tasa abusiva.

Temas

Comentarios

Lea También