Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La crisis se ceba con las familias más pobres y los jóvenes

Los hogares en la franja más baja se han dejado un 50% de la riqueza que tenían en 2008, hasta quedar por debajo de los 60.000==euro==

José María Camarero

Whatsapp
Voluntarios de Cáritas clasificando alimentos el pasado mes de diciembre. FOTO: LLU�S MILI�N/DT

Voluntarios de Cáritas clasificando alimentos el pasado mes de diciembre. FOTO: LLU�S MILI�N/DT

Los efectos que ha dejado la crisis económica han agudizado las diferencias entre las familias con menos recursos y las que cuentan con mejores posibilidades de afrontar esa etapa. Durante los seis años que transcurrieron desde la primera recesión, en 2008, hasta 2014, la riqueza con la que disponían los hogares se redujo un 37,2% hasta situarse en la mediana –la banda estadística más habitual– de los 119.400 euros. El declive del patrimonio pasó de los 190.400 euros de 2008 hasta los 153.300 de 2011, según la Encuesta Financiera de las Familias publicada por el Banco de España.

Esta pérdida ha sido mucho más significativa entre las familias que se encuentran en la franja económica más baja por renta. En estos casos, se han dejado un 50% de la riqueza que tenían en 2008, hasta quedarse por debajo de los 60.000 euros. De hecho, ha sido en el periodo 2011-2014 cuando más se ha depreciado su patrimonio, al hacerlo más de un 35%. En el lado opuesto se encuentran los hogares con mejor posición, cuya riqueza también se ha visto impactada por los avatares de la crisis, aunque en un 15%, hasta los 439.600 euros.

La depreciación de la riqueza es mucho más acusada si se tiene en cuenta la edad de los ciudadanos. Entre los jóvenes con menos de 35 años, su patrimonio se ha visto mermado en un 93%, hasta situarse en los 4.900 euros, frente a los 81.700 que contaban en 2008. Por el contrario, los jubilados de entre 65 y 74 años han sido el colectivo menos dañado por la depresión económica, al recortarse su riqueza en un 1,9%.


Los autónomos sufren más
Por otra parte, el ajuste ha sido de mayor calado entre los autónomos, que han visto recortadas sus rentas en un 29% hasta los 28.800 euros, que entre los trabajadores por cuenta ajena, cuyo grupo muestra un descenso del 13%, hasta los 30.200 euros. Los ingresos de los parados han menguado en un 19% hasta los 12.500 euros.

Además, la crisis también ha dejado más deuda que antes o, como poco, la misma que se tenía hace ocho años. Mientras que el 48,8% de los ciudadanos mantenía en 2014 algún tipo de deuda, en 2008 esa ratio se situaba en el 50%, prácticamente el mismo nivel.

Asimismo, entre los ciudadanos con menos renta, aseguran tener algún tipo de deuda un 27,5% del total en el último estudio, frente al 16,2% que la habían asumido en 2008.

Temas

  • ECONOMÍA

Lea También