Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La depresión aumenta entre los jóvenes

Los trastornos mentales se cuelan cada vez más en las consultas de Primaria. Los médicos piden psicólogos en los CAPy más tiempo de visita para detectar estos males

Raúl Cosano

Whatsapp
La depresión aumenta cada vez con mayor frecuencia entre los jóvenes

La depresión aumenta cada vez con mayor frecuencia entre los jóvenes

«Hay más vulnerabilidad y menos asertividad. Encuentras estados de desánimo, debido a la inmediatez de hoy en día, a una baja tolerancia a la frustración y a cierta desorientación», cuenta la psicóloga infantil Enriqueta López.

Médicos, psicólogos y otros expertos aseguran que los casos de depresión aumentan a medida en que disminuye la edad de los afectados. Los jóvenes son cada vez más vulnerables a padecer este tipo de trastornos psicológicos, que se cuelan cada vez con más frecuencia en las consultas de la atención primaria. 

Las alteraciones mentales generan ya el 40% de las consultas, tanto a nivel de España como de Catalunya. «Hay un aumento de la patología, sobre todo por el entorno económico. El perfil es el de personas con dificultades para encontrar trabajo y poca formación», indica Jordi Daniel, médico de familia en el CAP de El Morell y miembro de la Societat Catalana de Medicina Familiar i Comunitària (Camfic). 

El congreso de la Sociedad Española de Medicina General y de Familia ha puesto el acento en los motivos del aumento de jóvenes y adolescentes con depresión. El doctor Antonio Torres, miembro del grupo de salud mental de la Sociedad Española de Medicina General, señaló en las ponencias que uno de los factores fundamentales que provocan la depresión en los menores es que «no estamos educando en valores. Ahora prima la riqueza, el capricho y lo inmediato, y eso hace que la juventud tenga una tolerancia mínima al sufrimiento ya la frustración». 

Más patología mental

Antonio Torres expone algunos datos. «Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre 2005 y 2015 la prevalencia de la depresión aumentó en un 14,5%. Es un dato que llama mucho la atención y que ha afectado a toda la banda de edades». Andreu Martín, presidente del sector de Primaria del ICS en Metges de Catalunya, confirma la tendencia: «En las consultas llevamos tiempo detectando un incremento de la patología menor mental, tanto en el global de la población como en los adolescentes». 

Primaria es el contacto inicial de este tipo de cuadros. «Predominan los malestares psíquicos que no llegan a nivel de depresión, pero son trastornos adaptativos, ligados a las condiciones sociales», define Martín.

Sin tiempo suficiente

Martín detecta en la crisis un factor decisivo y la necesidad de atender la situación con recursos: «Desde el sindicato hace tiempo que reivindicamos más tiempo en las visitas. No hay el tiempo suficiente para atender este mal en condiciones. Llevamos tiempo reclamando que se dote de psicólogos a la atención primaria».

Andreu Martín sostiene que el porcentaje de visitas al médico de cabecera por una cuestión mental se ha incrementado en los últimos años del 30 al 40%.

Pero además del componente psicológico, los expertos afirman que la genética también tiene su influencia. «Hay personas que por su situación vital cabe pensar que pueden caer en una depresión grave o en un desenlace aún peor. Pero todo lo contrario, son el faro que guía a una familia entera, porque tienen unos valores y una genética potente que impiden que caigan en la depresión. Está demostrado que hay personas que tienen una vulnerabilidad orgánica mayor que otras», asegura Torres.

Antonio Torres considera que, más allá del crecimiento de estos cuadros, ahora se empieza a diagnosticar más: «La detección precoz del trastorno es muy importante para prevenir su cronificación y su desarrollo». 

También Torres recalca la incidencia de la crisis y sus efectos no sólo en el extremo de una depresión : «Igual que en este tiempo no han aumentado los suicidios, se ha incrementado la patología basada en los trastornos de ansiedad. Ante una agresión social que te afecta, hay personas con una cierta tendencia en la que la enfermedad ha aflorado de una forma más frecuente. La clave está en la educación en la familia». 

Temas

Comentarios

Lea También