Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

«La despoblación perjudica mantener el patrimonio»

EntrevistaLa advertencia. La experta sostiene que «es crucial educar en patrimonio, un recurso didáctico fundamental y garante para la salvaguarda de nuestro amplio y riquísimo elenco patrimonial»

XAVIER FERNÁNDEZ JOSÉ

Whatsapp
Bárbara Cordero cree que la concienciación y la sensibilidad social respecto al patrimonio histórico y natural están mejorando. FOTO: DT

Bárbara Cordero cree que la concienciación y la sensibilidad social respecto al patrimonio histórico y natural están mejorando. FOTO: DT

Hispania Nostra, la entidad impulsora de la Lista Roja, en la que hay cuatro ruinas de Tarragona, nació en 1976. ¿Por qué una asociación para mantener el patrimonio?

Defendemos el Patrimonio Cultural y Natural de nuestro país en el ámbito de la sociedad civil y siempre tendiendo puentes entre todos los agentes que de alguna manera velan por su salvaguarda y puesta en valor. Es importante mencionar que España atesora una riqueza patrimonial impresionante y que además cuenta con grandes profesionales.

¿Cuál ha sido el mejor momento en estos 43 años de vida?

El año en el que celebramos nuestro 40 aniversario fue un momento muy emotivo. Nos dimos cuenta de que somos de las pocas asociaciones que han logrado sobrevivir. Y no solo eso sino que hemos crecido de manera exponencial en socios. Quizá debido a que cada vez más hay una participación social. Todo suma.

¿Y el peor?

No pienso que haya peores momentos sino situaciones de cambio. Las crisis ayudan a buscar nuevas formas de financiación o replantearse algunos objetivos. En el caso de Hispania Nostra siempre hemos conseguido seguir adelante. Algunos socios se han ido, otros han venido… Hemos evolucionado al igual que evoluciona el concepto de Patrimonio.

¿Afectó la crisis al mantenimiento del patrimonio?

Las crisis afectó a todos los sectores de la sociedad y, cómo no, al Patrimonio. Surgieron entonces nuevas opciones de financiación, como el micromecenazgo.

Ahora que parece que la crisis se ha paliado, ¿mejora la situación?

Mejora la concienciación y la sensibilidad social lo que facilita que se constituyan nuevas asociaciones locales que defienden y luchan por preservar su patrimonio. Hay muchos casos de este asociacionismo por todo el país.

¿Les comentan algo las instituciones de las que dependen los edificios incluidos en la Lista Roja?

En algunos casos sí y en otros no. Pero Hispania Nostra siempre se pone en contacto con las instituciones para recabar más información y para ser lo más rigurosos posible. Es por ello que existe un Comité Científico de la Lista Roja que evalúa cada propuesta de inclusión en la lista o propuesta de su retirada en la Lista Verde.

El Ayuntamiento de Tarragona recibió en 2012 el premio Hispania Nostra a las buenas prácticas por rehabilitar el entorno del Pont del Diable, pero tiene dos elementos en la Lista Roja: la Tabacalera y el preventorio de la Savinosa. ¿Cómo se conjugan ambas situaciones?

Los Premios Hispania Nostra se crean en el año 2012 y premian las buenas prácticas como fue el caso del Pont del Diable. Lo que no exonera a la provincia de Tarragona de la inclusión de otros bienes que se hallen en peligro.

¿Alguna comunidad especialmente descuidada en cuestión de patrimonio?

Hay indudablemente algunas Comunidades Autónomas con una mayor sensibilización hacia el patrimonio y que han sabido entender que el Patrimonio debe ser concebido como una oportunidad y un motor de desarrollo económico y social.

¿La despoblación también afecta al patrimonio? Muchas de las ruinas están en lugares que antaño tuvieron mucha importancia, como, en el caso de Tarragona, la encomienda de Selma, en El Pla de Manlleu.

Afecta mucho. De nada sirve una intervención en patrimonio si después no existe un plan de gestión para hacerlo sostenible. Hay que darle un uso.

¿Cree que en las escuelas se enseña el respeto al patrimonio?

Es crucial educar en patrimonio, un recurso didáctico fundamental y garante para la salvaguarda de nuestro amplio y riquísimo elenco patrimonial.

¿Cómo se debería hacer?

La educación en patrimonio es además —y especialmente— transversal, por lo que debe estar presente en todos los Planes Nacionales, ya sean catedrales, abadías, monasterios, etcétera. Si nuestros jóvenes son educados en sensibilidad y estimulados hacia el conocimiento cultural y natural, si conocen su derecho a la cultura, a la creatividad y a la protección de su patrimonio, tomarán un papel activo y de participación, y constituirán una actitud responsable y de militancia hacia su legado material e inmaterial.

Comentarios

Lea También