Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La entrada de inmigrantes a España se ha duplicado en lo que va de año

Hasta 10.751 personas  han intentado llegar al país por distintos medios, sobre todo pateras y frágiles embarcaciones

Diari de Tarragona

Whatsapp
Llegada al puerto de Motril, en Granada el pasado 21 de junio, de 38 personas de origen subsahariano, entre ellas 6 mujeres y un niño. Foto: Paquet/EFE

Llegada al puerto de Motril, en Granada el pasado 21 de junio, de 38 personas de origen subsahariano, entre ellas 6 mujeres y un niño. Foto: Paquet/EFE

La entrada de inmigrantes a España por tierra y mar se ha disparado en lo que llevamos de 2017, hasta el punto de que ya duplica la cifra del mismo periodo del año pasado, con 10.751 personas que han intentado llegar a nuestro país por distintos medios, sobre todo pateras y frágiles embarcaciones.

Precisamente, el número de lanchas que han arribado a las costas españolas hasta la fecha han sido 304, mientras que en todo el 2016 fueron 464, según destacó el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, en su comparecencia en el Congreso para explicar la política de inmigración de su departamento.

En esas 304 embarcaciones se han rescatado a 5.800 personas, aunque no se pudo evitar la muerte de 19 y la desaparición de 42, cifras que superan las del año pasado, cuando se salvaron 6.726 inmigrantes, 16 murieron y 30 no se pudieron encontrar.

Solo en junio, añadió, 2.189 personas intentaron cruzar las aguas del Estrecho en 84 pateras.

Del total de 10.751 migrantes y refugiados que llegaron a España hasta el pasado 16 de julio, 3.204 lo hicieron a través de Ceuta y Melilla, sobre todo «por asaltos al vallado fronterizo o en dobles fondos», de forma que las entradas por vía terrestre aumentaron un 40,3%, mientras que por la marítima descendieron un 50,4%.

También «se han intensificado» los intentos de asaltos masivos a la valla de Ceuta en estos seis primeros meses, cuando se han contabilizado hasta 5.266, mientras que en todo el año pasado esa cifra fue de 3.472. Estas cifras han situado el fenómeno migratorio en una de las «prioridades» del Gobierno, que, frente a dramas como la muerte de 49 inmigrantes en el mar de Alborán el pasado 5 de julio, «hace todo lo posible» por ayudar a estas personas.

Pero no es su «responsabilidad» que «decidan huir de su país» en pateras que «a duras penas flotan» y que a la «menor de cambio se hunden». «No eludimos ninguna responsabilidad, pero tenemos la que tenemos», zanjó. El ministro Zoido apuesta por una «inmigración legal y ordenada que redunde en beneficio para todos» y, aunque «hablar de lógica y racionalidad puede parecer chirriante» ante estas tragedias, cree que el Gobierno «tiene que mantener siempre el norte».

Lo que no va a consentir «bajo ningún concepto», dijo, es que la iniciativa Defend Europe, promovida por el grupo ultraderechista europeo Generación Identitaria para bloquear embarcaciones de inmigrantes y de ONG en el Mediterráneo, llegue a aguas españolas.

Trabajo excepcional

Una vez más, el ministro Zoido aprovechó para alabar el «trabajo excepcional» y «sin duda abnegado» que realizan estas organizaciones después del malestar que provocó hace unos días sus palabras en Tallín (Estonia), donde aseguró que las ONG están para ayudar y no «para favorecer o potenciar la inmigración irregular».

Aunque instó a tener el mismo reconocimiento para los funcionarios públicos, que «tampoco dudan en arriesgar su propia vida para rescatar sin importarle si son aguas internacionales, españolas o marroquíes».

Sobre las críticas de «inmovilismo y pasividad» de la mayoría de grupos parlamentarios acerca del incumplimiento en la acogida de refugiados, Zoido fue tajante al afirmar que «todo menos eso», y recalcó el esfuerzo adicional que va a hacer nuestro país para reubicar a 500 refugiados más al mes. No obstante, reconoció «problemas» con esta vía de acogida, sobre todo por los retrasos de los expedientes por parte de Italia, de quien se está a la espera de que responda a las solicitudes que España ya ha remitido.

Hoy está prevista la llegada de 29 personas del país alpino, al tiempo que se están tramitando 402 expedientes más en espera de concluir el examen de estas personas para que se autorice el traslado, que se sumarían a los 1.487 refugiados a los que ya hemos cobijado. 
Otro de los asuntos a los que se refirió el ministro del Interior fueron los Centros de Internamiento de Inmigrantes (CIE). Manifestó al respecto que «lamentablemente no pueden desaparecer» porque responden a un imperativo de la UE y del ordenamiento jurídico español que lo desarrolla. 

Temas

Comentarios

Lea También