Más de Noticias

La industria de Tarragona apunta al hidrógeno verde

El modelo energético escogido para acometer esta transformación se asocia al hidrógeno verde como principal vector de cambio. La idea de crear en la demarcación uno de los ‘valles’ europeos de esta energía,como han denominado a los futuros ‘hubs’ que van a liderar su gestión, ha logrado la proeza de contar con el beneplácito de todas las Administraciones, desde la Unión Europea hasta el ámbito local

R. V.

Whatsapp
Autobús de hidrógeno verde de Messer en Tarragona. Foto: Cedida

Autobús de hidrógeno verde de Messer en Tarragona. Foto: Cedida

El proceso de transición energética en el ámbito industrial, bajo el objetivo firme de la Comisión Europea de convertir Europa en el primer continente climáticamente neutro en 2050, no tiene marcha atrás. En el polo petroquímico de Tarragona, el modelo energético escogido para acometer esta transformación se asocia al hidrógeno verde como principal vector de cambio. Se trata de un combustible sin emisiones de CO2, y que tampoco las genera en su producción -se aplica electricidad para separar el hidrógeno del oxígeno- siempre y cuando se utilicen energías renovables.

«No sólo es inevitable, sino que esta transición es también urgente; las decisiones para poner en marcha todo el proceso deben tomarse con inmediatez y con inversiones a corto plazo... Emprender el camino de manera inminente es imprescindible para reforzar la viabilidad futura de nuestro hub industrial», reflexiona el presidente de la Asociación Empresarial Química de Tarragona (AEQT), Rubén Folgado.

El sector químico está en el corazón del proyecto, con la URV, ICIQ y Eurecat

La idea de crear en Tarragona uno de los ‘valles’ europeos del hidrógeno verde, como han denominado a los futuros ‘hubs’ que van a liderar la gestión de esta energía, ha logrado la proeza de contar con el beneplácito de todas las Administraciones, desde la UE hasta el ámbito local. Por lógica, el sector químico de Tarragona está en el corazón del proyecto, que incluye el acuerdo estratégico para la investigación vinculada a los usos intensivos del hidrógeno con los centros más punteros con presencia en Tarragona como el Eurecat (Centro Tecnológico de Cataluña), el ICIQ (Institut Català de Investigació Química) o el IREC (Instituto de Investigación en Energía de Catalunya), liderados por la Universitat Rovira i Virgili (URV).

«Este marco de colaboración ha funcionado muy bien y hemos avanzado mucho en pocos meses», subraya Jordi Cartanyà, profesor de la URV y coordinador de la Plataforma Hidrogen Verd Catalunya Sud, germen del proyecto actual, que ya respaldan en torno a 170 agentes económicos de referencia en el territorio: además de la industria química y otras grandes empresas (unas 90) y los citados ejes de I+D+i (12), están presentes Administraciones públicas (40), el Port de Tarragona, el CESDA (escuela de pilotos de Reus) o las Cámaras de Comercio, además de colegios profesionales y otros clústers empresariales (20).

El ‘Valle del Hidrógeno de Cataluña’, que aspira a despegar de la mano de los fondos del instrumento extraordinario Next Generation EU, está diseñando la estrategia para coordinar ambiciosas inversiones que van desde la reconversión de la industria química y sus nuevas plantas de producción de hidrógeno verde hasta el ‘mix’ adecuado de generación de energía renovable, pasando por las infraestructuras eléctricas, logística de almacenamiento y distribución, I+D+i, formación y socialización, movilidad o usos residenciales. La gestión de los primeros proyectos, actualmente alrededor de 70 que se agrupan en torno a áreas temáticas, está ya en marcha.

Messer trabaja en varios proyectos de hidrógeno verde, con la tecnología de electrólisis del agua

Ventajas competitivas para una oportunidad histórica

La AEQT considera que la provincia reúne «ventajas competitivas» que no se dan en ninguna otra área del sur de Europa. «Pensamos -razonan desde la patronal- que nuestro territorio tiene una oportunidad inmejorable a través proceso de transformación ambicioso, pero que la Química de Tarragona está decidida a realizar en la segunda área metropolitana de Catalunya, sede de uno de los puertos más importantes del Mediterráneo, y con un tejido investigador de referencia».

Tarragona parte con la ventaja que le otorga la experiencia en la generación de energía y referente en la producción de renovables, con profesionales especializados y una Administración acostumbrada a su gestión. Plantas nucleares, ciclos combinados, parques eólicos y aprovechamientos hidroeléctricos dibujan un escenario de concentración que se convierte en un valor diferencial. Las potentes infraestructuras de electrificación existentes también juegan a favor.

No obstante, el factor de mayor peso radica en la industria química, obligada a reducir drásticamente sus emisiones en las próximas décadas para adaptarse a la normativa europea, cada vez más restrictiva con horizontes 2030 y 2050. El sector petroquímico de Tarragona es, a día de hoy, un importante consumidor de hidrógeno ‘gris’ (producido con electricidad generada a partir de energías de origen fósil). El reto consiste en reconvertir las instalaciones para producir/consumir hidrógeno verde en sus procesos: se tratade una doble oportunidad: el hidrógeno renovable como sustituto de los combustibles fósiles, y además como materia prima y fuente de nuevos tipos de moléculas verdes para sus productos.

Carburos Metálicos suministrará a TUA hidrógeno renovable de su planta de Tarragona

Next Generation UE

La Comisión Europea movilizará la astronómica cifra de 750.000 millones de euros -37% para la transición energética- con el objetivo impulsar proyectos público-privados de reactivación económica bajo el programa marco ‘Next Generation UE’. Por su parte, el Ministerio de Transición Ecológica ha puesto en marcha desde Madrid la maquinaria para presentar ante la UE en los próximos tres años los primeros proyectos relacionados con el hidrógeno por un montante superior a los 1.500 millones de euros. Además, la Generalitat también se ha alineado al incluir su ‘Valle del Hidrógeno’ entre los 27 programas estratégicos que presenta Catalunya ante el gabinete de Sánchez -y que compiten con los de otras regiones como el País Vasco- para optar a los fondos europeos ‘Next Generation’.

El Camp de Tarragona también está haciendo los deberes a marchas forzadas. Desde su creación hace algo menos de un año, la plataforma que lideran la AEQT y la URV está agrupando iniciativas de interés común para grandes empresas e instituciones y que aspiran a encontrar un porcentaje de financiación de la UE. La manera en que se ordenen las numerosas piezas de este rompecabezas va a determinar el potencial de este Hydrogen Valley of Catalonia.

Soluciones de futuro para las grandes compañías

El Valle del Hidrógeno requiere inversiones, pero también consenso social y un radical cambio de hábitos. «El hidrógeno verde no solo sirve para garantizar el futuro de la industria química; implica una apuesta social decidida por las renovables, una movilidad limpia de los medios de transporte pesados, la gestión eficaz de almacenes de energía…». Las grandes compañías con presencia en el site de Tarragona ya se han puesto manos a la obra con propuestas concretas.

A la búsqueda de soluciones que minimicen el impacto ambiental, Messer trabaja en varios proyectos con base en el hidrógeno verde -que se fabricará con la tecnología más avanzada de electrólisis del agua, de alta eficiencia y fiabilidad, en la que se utilizan energías renovables- dentro del complejo químico de Tarragona, donde ya posee una red de gaseoductos para canalizar el oxígeno resultante de proceso.

Como primer paso, la compañía dispone de una propuesta bien definida junto al grupo Toyota para flotas de autobuses urbanos e interurbanos que tiene su origen en la producción de hidrógeno verde en las plantas del polígono de Tarragona, ciudad en la que recientemente se pudo testar uno de los primeros autobuses de prueba. Ambas multinacionales ofrecen una solución integral para flotas de vehículos movidos por hidrógeno con cero emisiones, desde la operación de electrolizadores, hidrogeneras y todos los servicios necesarios. Messer ya opera en Estados Unidos con aplicaciones de movilidad sostenible y suministra hidrógeno a flotas de autobuses de California y a carretillas industriales de diversas plantas como el centro de producción de BMW en Spartanburg (Carolina del Sur).

Por su parte, Carburos Metálicos, compañía líder en el sector de gases industriales y medicinales en España que forma parte del grupo Air Products, ha convertido la creación de un ecosistema del hidrógeno en España y el fomento del hidrógeno verde para movilidad y transporte en parte de sus líneas estratégicas. La empresa suministrará a TUA -operador del transporte urbano de Oviedo que pertenece a la compañía ALSA- hidrógeno renovable que proviene de la planta de producción de Tarragona, asociada a un programa de Garantías de Origen (GdO) que permite certificar el origen renovable de la electricidad utilizada para obtener este hidrógeno.

Air Products, primer productor mundial de hidrógeno, cuenta con la mayor red mundial de distribución canalizada. En la actualidad, las tecnologías de repostaje de Air Products proporcionan más de 1,5 millones de recargas de hidrógeno al año en todo el mundo. La compañía ha superado la cifra de 250 proyectos de abastecimiento de hidrógeno en más de 20 países, dentro y fuera de Europa. Autobuses, camiones, furgonetas, scooters, montacargas, trenes, aviones, maquinaria e incluso submarinos son impulsados por esta tecnología del hidrógeno. Como grupo especialista en todos los aspectos de su cadena de valor, Carburos Metálicos está comprometida con el Valle del Hidrógeno de Cataluña y su impulso para producir combustible dentro del proceso de descarbonización y de transición energética.

Temas

Comentarios

Lea También