Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La investigación del AVE ha sido abierta por un posible delito de daños terroristas

Los cortes interrumpieron el servicio Camp de Tarragona - Figueres

Europa Press

Whatsapp
Técnicos de ADIF reparan los cables de cobre y de fibra óptica que fueron cortados a primera hora del jueves en La Granada del Penedès (Barcelona). Foto: EFE

Técnicos de ADIF reparan los cables de cobre y de fibra óptica que fueron cortados a primera hora del jueves en La Granada del Penedès (Barcelona). Foto: EFE

La investigación abierta por el juez de la Audiencia Nacional Juan Pablo González sobre el incidente que obligó a suspender durante casi tres horas el servicio del AVE en Barcelona tratará de determinar si sus autores cometieron un delito de estragos terroristas (causar un daño de grandes proporciones que haya generado un peligro común), según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 3, de guardia esta semana, ha incoado diligencias previas tras recibir una comunicación por parte del Cuerpo Nacional de Policía.

Este tribunal únicamente sería competente para investigar estos hechos si los hechos fueron constitutivos de un delito de terrorismo. "POSIBLE SABOTAJE"

La apertura de la investigación ha sido anunciada tras el Consejo de Ministros por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, quien aseguró que el corte del AVE "podría ser un sabotaje", constituye un "suceso de gravedad máxima".

"Un juzgado de la Audiencia Nacional ha abierto ya diligencias de investigación sobre el suceso de ayer, que es de una gravedad extrema", ha explicado.

La vicepresidenta también ha asegurado que el Gobierno quiere que esta investigación "llegue hasta el final" y, por ello, colaborará con la investigación.

Ha reclamado a "todas las administraciones" la misma colaboración "para determinar la responsabilidad de un hecho de esta naturaleza", que, según apuntó "podría ser un sabotaje".

Los cortes, que afectaron a 13.000 viajeros, obligaron a suspender el servicio del AVE entre Camp de Tarragona y Figueres (Girona) durante casi tres horas --entre las 7.30 y las 10.15 horas--, y el servicio recuperó la plena normalidad a primera hora de la tarde.

Temas

  • CATALUNYA

Comentarios

Lea También