La madre del menor muerto en una pelea pide que no se culpabilice a los inmigrantes

Sale al paso así contra los numerosos mensajes difundidos en las redes sociales en los que se subraya el origen de los siete detenidos

Diari de Tarragona

Whatsapp
Los detenidos declararon ayer en el Palacio de Justicia de San Sebastián.  FOTO: Efe

Los detenidos declararon ayer en el Palacio de Justicia de San Sebastián. FOTO: Efe

Fátima Hacine-Bacha García, la madre de Santi, el menor de 17 años fallecido el domingo como consecuencia de una paliza propinada por varios jóvenes el viernes en San Sebastián, lanzó ayer un mensaje contra el «odio» y ha pedido que no se culpabilice a los inmigrantes.

La madre del menor transmitió un llamamiento, en declaraciones a la televisión vasca ETB, en favor de la convivencia, como respuesta a los numerosos mensajes difundidos, sobre todo a través de las redes sociales, en los que se subraya el origen de los siete detenidos por este caso, tres jóvenes rumanos, dos magrebíes y dos españoles.

Hacine-Bacha es hija de padre argelino y madre vasca, por lo que, explica, su familia «tiene muchos valores de distintas culturas».

El joven de 17 años falleció por las heridas sufridas en una agresión en grupo en San Sebastián

«Santi es un chaval amoroso, muy social, le ha tocado esta parte y no queremos meternos ahí (en alusión a los mensajes de odio) porque además no sirve», ha agregado la madre del fallecido.

«Estamos un poco en desacuerdo de que haya esta idea de odio, de culpabilizar a personas que igual no tienen tantos recursos como los que tenemos aquí», ha abundado la madre, que ha dicho hablar también en nombre del padre del menor.

Fátima Hacine-Bacha cree que la muerte de su hijo y «el impacto social» que está teniendo puede ayudar a «despertar a todos» y a «reflexionar» sobre cómo actuar ante la violencia desatada por jóvenes como los agresores que han matado a Santi.

Reinserción social
«Hay que buscar soluciones, a nivel político, reales, para que no sean agresores que entren y salgan (de prisión) y para que haya una reinserción social sana», ha concluido.

El menor murió el domingo como consecuencia de las gravísimas heridas infligidas por varios jóvenes que le agredieron en el transcurso de una pelea registrada minutos antes de las 5.00 de la madrugada del viernes en el exterior de una conocida discoteca de San Sebastián. En la agresión resultaron heridos leves también otros dos jóvenes, un amigo y un hermano de la víctima.

Tras la agresión, la Ertzaintza detuvo a siete personas, todas ellas varones de entre 18 y 25 años, tres de ellos de nacionalidad rumana, dos españoles y otros dos de origen magrebí, la mayoría de ellos residente en Irun (Gipuzkoa).
Los siete detenidos pasaron ayer lunes a disposición del juzgado que investiga el caso, tras haber permanecido en la comisaría de la Policía Autonómica de San Sebastián desde el pasado viernes, acusados de un delito de lesiones graves, tipo penal que podría modificarse en las últimas horas tras conocerse el fallecimiento del menor. de 17 años de edad.

Revisión  de las cámaras
Uno de los aspectos claves en la recogida de pruebas por parte de la policía vasca para saber lo que ocurrió la madrugada del domingo en la puerta de la discoteca es la revisión de las imágenes captadas por las cámaras de seguridad que hay en la zona del Ayuntamiento de San Sebastián.

Temas

Comentarios

Lea También