La mayoría de asaltos son las noches de los fines de semana

Simular que la vivienda no está vacía o controlar la publicación en redes sociales, algunos de los consejos para evitar la intrusión durante los periodos de ausencia, como las vacaciones

J.M

Whatsapp
Es aconsejable revisar el estado de las cerraduras antes de irse de vacaciones.  FOTO: getty images

Es aconsejable revisar el estado de las cerraduras antes de irse de vacaciones. FOTO: getty images

Según los datos más recientes del Ministerio de Movilidad, Transportes y Agenda Urbana, de los 25,7 millones de viviendas con las que España cuenta en su parque residencial, cerca de seis millones están catalogadas como ‘no principales’.

Eso significa que, en plenas vacaciones de verano –y tras el fin del estado de alarma– en las próximas semanas se va a producir un éxodo masivo de las viviendas habituales, que se quedarán vacías. Es por ello que es fundamental extremar la precaución para evitar la posibilidad de que tengan lugar robos, asaltos u otros desperfectos.

Para ello, es fundamental poder contar con una serie de medidas que permitan asegurar la vivienda. Por ejemplo, es fundamental asegurarnos de que tanto las ventajas como las cerraduras estén bien cerradas, e incluso dar una vuelta a la llave para evitar que se pueda acceder a la vivienda con el sistema de resbalón (abrir una cerradura con una lámina de plástico, como puede ser una radiografía o una tarjeta de crédito).

«Un truco bastante efectivo para despistar a aquellos ladrones que buscan cerciorarse de que la vivienda no está ocupada en ese momento es hacer que parezca que la vivienda esté habitada, como dejar alguna persiana subida o pedir a un vecino que recoja nuestro correo», detalla Laura Gonzalvo, directora de Comunicación y RSC de Securitas Direct. 

Los ladrones también cuentan con sus horarios favoritos para perpetrar sus robos, tal y como demuestra el Barómetro de Seguridad de Securitas Direct, cuyos datos se han extraído de sus dos Centrales Receptoras de Alarmas, las dos más grandes de Europa.

Las horas punta de las intrusiones son las noches y madrugadas de los fines de semana, desde las 21 horas hasta las 2 horas, momentos en los que es más fácil que las casas estén vacías y cuando los ladrones llevan a cabo los robos.

Del mismo modo, las viviendas más accesibles y relevantes para los ladrones son los primeros pisos y los áticos, que facilitan que los ladrones se descuelguen para entrar por las terrazas o las azoteas, tal y como exponen desde Securitas Direct, donde resumen en ocho los consejos para unas vacaciones seguras. Unas recomendaciones, que por muy obvias que parezcan, pueden ayudarnos a ahuyentar la presencia de ladrones en nuestras viviendas.

1. Evitar que los ladrones vigilen nuestros hábitos
Es aconsejable huir de las rutinas para que los ladrones, en el caso de que nos estén observando, no puedan concretar cuales son nuestros hábitos, horarios y costumbres.

2. No dejar las ventanas abiertas
Es muy importante comprobar que todos los accesos de la vivienda están completamente cerrados antes de salir de viaje.

3. Revisar el estado de las cerraduras
Las cerraduras de ventanas y puertas suelen deteriorarse con el tiempo. Es muy importante realizar una revisión de estas, ya que nos ayudará a reforzar la seguridad del hogar durante la ausencia estival. Y cerrar la puerta con vuelta de llave para evitar una intrusión por el sistema del resbalón.

4. No publicar información sobre nuestras vacaciones en redes sociales
Eso evitará dar pistas sobre desplazamientos y ausencias a los posibles ladrones. Es aconsejable desactivar la geolocalización de tus dispositivos y aplicaciones móviles.

5. No dejar objetos de valor a la vista desde el exterior de la casa
Esto refuerza la seguridad de la vivienda ya que un artículo de alto coste visible desde fuera de la vivienda puede aumentar la tentación de los ladrones para su acceso.

6. Dejar un aspecto de vivienda habitada durante nuestra ausencia
Por ejemplo, se aconseja dejar alguna persiana subida o pedir a un vecino que recoja el correo del buzón. Esto incluye algo importante: desviar las llamadas a nuestro teléfono móvil. Un teléfono que no deja de sonar es sinónimo de que no hay nadie en la vivienda. 

7. Asegurar la iluminación exterior de la casa durante la noche
Es aconsejable contar con algún punto de luz externa, porque reduce el riesgo de robo al dar sensación de habitabilidad de la vivienda.

8. Conectar el sistema de alarma o videovigilancia durante el periodo de vacaciones
Esto se hará siempre que se cuente con uno. Si no, se puede pedir a un familiar o amigo que visite la vivienda para comprobar que todo está en orden y, de paso, ofrecer hacia el exterior la imagen de que la casa esa habitada.

Temas

Comentarios

Lea También