Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La posible consulta no frena las críticas a Iglesias y Montero

Todo apunta a que se acelerará el proceso para detener el desgaste por la compra del chalet de 600.000 euros. Vox colgó ayer una pancarta ante la finca adquirida por los líderes de Podemos

Agencias

Whatsapp
Imagen de la pancarta colgada en una de las esquinas de la finca de Iglesias y Montero. FOTO: Twitter

Imagen de la pancarta colgada en una de las esquinas de la finca de Iglesias y Montero. FOTO: Twitter

Pablo Echenique será el encargado hoy de ofrecer los últimos detalles de la consulta a la militancia en la que Pablo Iglesias e Irene Montero se jugarán su futuro político.

Conocida la pregunta y que el secretario general y la portavoz en el Congreso han ligado su suerte el uno al otro, se quedan los dos o ninguno, las incógnitas están en la fecha en que se celebrará la votación y durante cuántos días se prolongará.

Todo apunta a que la dirección nacional acelerará al máximo los tiempos para zanjar cuanto antes la polémica por la compra del chalet de más de 600.000 euros en la sierra de madrileña.

Debe hacerlo porque mientras Iglesias y Montero no reciban la confianza de los militantes su nueva casa seguirá desgastándoles a ellos y al partido, tanto por las críticas internas como por las de fuera. Las primeras sumaron nuevo torpedo a la línea de flotación de los dos máximos dirigentes del partido.

Lo lanzó el diputado de la Asamblea madrileña Isidro López, perteneciente a la rama de los anticapitalistas. Según vaticinó, Iglesias y Montero «van a dinamitar Podemos como organización».

«Reducirla -añadió- a un aparato de legitimación de los caprichos sus líderes. Ya lo era. Pero ahora a la vista de todos». Y, continuó López, «comprarse un chalet no es moralmente reprobable sino políticamente torpe».

Es desde los anticapitalistas desde donde más se ha reprobado la compra de la casa y dolieron especialmente las de José María González ‘Kichi’. El alcalde de Cádiz recordó que los dirigentes de Podemos tienen el compromiso de «de vivir como la gente corriente para poder representarla en las instituciones» y que el siempre vivirá «en un piso de currela».   

Vox cuelga una pancarta

Por otra parte, el nuevo chalet en Galapagar (Madrid) de los líderes de Podemos lució ayer durante unas horas una pancarta con el lema «Welcome Refugees & Ocupas» (Bienvenidos refugiados y ocupas) que fue colocada por las juventudes de Vox, denominadas Cañas por España.

Así lo confirmaron fuentes de Vox, que precisaron que el cartel estuvo colocado en la vivienda un tiempo.

Temas

Comentarios

Lea También