Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

"La sanidad privada debería ser un aliado estratégico para la pública"

Entrevista a Josep Santacreu, consejero delegado de DKV Seguros

Núria Pérez

Whatsapp
Josep Santacreu en la nueva agencia DKV de Reus, inaugurada el 15 de noviembre. Foto: Alfredo González

Josep Santacreu en la nueva agencia DKV de Reus, inaugurada el 15 de noviembre. Foto: Alfredo González

-Acaban de estrenar delegación en Reus cuando hasta ahora sólo tenían oficina en Tarragona. ¿Cuáles son sus planes de expansión a nivel estatal y, en particular, en la provincia?

-Tarragona como todas las provincias de costa nos interesan mucho. Tenemos cerca de 40.000 clientes asegurados de los cuales 24.000 son del ámbito de la salud y nuestra intención es seguir ganando cuota de mercado. Pese a ello no tenemos un plan predeterminado; si surgen oportunidades las estudiamos. En el caso de Reus, ha sido una agente con diecisiete años de experiencia en DKV la que ha dado el paso y nosotros le hemos dado todo el apoyo.

 

-A diferencia de otras compañías del sector ustedes no apuestan por clínicas propias. ¿Por qué?

-Porque desde que decidimos salir del accionariado del grupo Quirón, nuestra política es contratar a las mejores clínicas locales y no disponer de propias.

 

-Uno de sus factores diferenciales es que no han querido entrar en la guerra de precios del sector

-Cada año aparece una entidad pequeña o una generalista que desembarca en el sector y lanzan ofertas temerarias, que, evidentemente, no pueden mantener en el tiempo. Nuestro posicionamiento es de calidad y a largo plazo. Para nosotros, la duración del seguro es un compromiso, que queremos mantener de forma vitalicia sin cambios bruscos en las tarifas, ni incrementos en función de situaciones particulares, sólo con incrementos en función de los tramos de edad. En el mercado, hay ofertas que no se pueden sostener, porque además creemos que se les debe pagar bien a los profesionales médicos.

 

-¿Cómo ha afectado la crisis al mercado de seguros privados de salud?

-El sector ha resistido bien y ha seguido creciendo en este contexto difícil aunque no a los niveles precrisis, lo que prueba dos cosas:que la gente valora mucho lo que recibe por lo que paga y que tanto particulares como empresas han preferido recortar en otros ámbitos de su gasto y preservar el dedicado a los temas de salud.

 

-¿Se ha beneficiado el sector de los recortes en la sanidad pública?

-Es evidente que los recortes y su repercusión sobre los tiempos de espera han hecho que sobre todo en el ámbito doméstico, ciudadanos que antes no tenían seguros privados hayan contratado pólizas pero creo que no se tiene que ver como una cosa negativa para el sector público.

 

-¿No?

-No, porque el sector público se ahorra gasto. Pese a que estamos en un momento propúblico, pienso que la actual situación económica es propicia para orquestar más colaboración público-privada y que el ciudadano tenga elección.

 

-El ciudadano ya elige en función de sus posibilidades.

-Sí pero los gobiernos deberían incentivar la contratación de pólizas privadas.

 

-Como sucede con los planes de pensiones privados.

Un mejor tratamiento fiscal sería un reconocimiento de la aportación que los seguros de salud privados hacen en favor de la sostenibilidad del sistema público, sacando millones de personas de las listas de espera y reduciendo la presión asistencial. Además, es una manera de estimular el gasto en una actividad que genera mucho empleo y mejora la salud de la población.

 

-Sí y también una manera de desmantelar la sanidad pública.

No, insisto. La sanidad privada debería ser identificada como un deseable aliado estratégico para la sanidad pública.

 

-¿Hacia dónde va la medicina y la atención sanitaria?

-La sanidad vivirá un cambio brutal en los próximos diez años como consecuencia de la digitalización. El futuro pasa por la telemedicina, una atención más personalizada, el avance de los sistemas de autodiagnóstico y de la prevención.

 

-Pero la atención personalizada y una mayor prevención requerirá de mayores recursos.

-Es cierto, habrá que invertir mucho capital en innovación y nuevas tecnologías, disponer de personal formado para atender a sus pacientes de forma diferente y de una mayor flexibilidad organizativa para la que no todos están preparados. Pero a la vez las nuevas tecnologías también permitirán sistemas de autodiagnóstico básicos por parte de los propios pacientes, un uso de los servicios sanitarios más eficiente porque habrá muchas consultas que se podrán resolver por chat o videoconferencia y la mayor prevención se traducirá en ciudadanos más sanos.

Temas

  • ECONOMÍA

Comentarios

Lea También