Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La seguridad ante todo

El cumplimiento de las ordenanzas resulta muy quisquilloso en algunas nimiedades y en cambio es muy laxo en temas graves

Whatsapp

Los bomberos han alertado de la cantidad de obstáculos con los que tropiezan para acceder a muchas calles de Tarragona. Al intrincado urbanismo de la ciudad, sobre todo en sus barrios más antiguos, hay que sumar los elementos sobrevenidos que se han incorporado con absoluto desprecio de la más mínima prevención. Así, en innumerables puntos es fácil tropezarse con pilones, pérgolas, terrazas cableado aéreo y otros elementos que dificultan o simple y llanamente impiden el paso de los vehículos de emergencia. Más concretamente, la autoescalera no puede acceder a la calle Méndez Núñez ni a la mayoría de zonas del Serrallo y por supuesto todavía menos en la Part Alta. Las alertas sobre todos los puntos en los que está descrito el problema de accesibilidad están convenientemente dadas y el Ayuntamiento tiene constancia de las mismas a través de un informe elaborado por el parque de bomberos de Tarragona. Es cuestión, pues, de ponerse manos a la obra y revisar uno por uno todos los puntos negros en los que se ha advertido riesgo. La prevención no es una virtud muy practicada por estos lares, pero en materia de incendios y otras emergencias deberíamos ser más rigurosos y no acordarnos de Santa Bárbara cuando truena. Tampoco estamos hablando de grandes inversiones. En muchos casos se trataría de hacer cumplir simple y llanamente las ordenanzas. A veces somos muy rigurosos en nimiedades y olvidamos lo realmente grave.

Comentarios

Lea También