Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las claves para entender la nómina

Redacció

Whatsapp
Las claves para entender la nómina

Las claves para entender la nómina

Una nómina laboral es un documento que contiene mucha información valiosa, por lo que comprender los diferentes elementos que la componen es de suma importancia para todos los profesionales. 

Es normal que cuando una persona está trabajando y llega a fin de mes, su mayor preocupación es ver reflejado las horas de esfuerzo traducidas en un monto de dinero en su cuenta bancaria. En España queda un registro de ese ingreso conocido como nómina. Ahora bien, esta aporta mucho más datos e información de importancia, más allá del registro de ingreso de salario.

Ante el mar de dudas que suelen asomar en estos casos es que surgen opciones como Gabinete Gestor, empresa de gestoría con sede en Barcelona que ofrece sus servicios de asesoría integral hace más de 50 años a empresas, autónomos y emprendedores de todo el país. 

Las nóminas son bastante similares y en términos generales se puede establecer que están compuestas por cuatro partes diferentes. En primera instancia y, por lo general, en el sector del encabezado o cabecera se encuentra la información relativa a los datos de identificación tanto de la empresa como del trabajador. 

En segunda instancia se encuentran las percepciones o devengos, que corresponden a las cantidades de dinero que ha recibido el trabajador por los diferentes conceptos que componen su trabajo. A esto le sigue una tercer parte conocida como las deducciones, donde se detallan todos aquellos montos que le son retenidos al trabajador por concepto de, por ejemplo, seguridad social, las eventuales cuotas sindicales, y los anticipos, entre otros varios. 

Finalmente, existen las bases de cotización del régimen general de la seguridad social, lo que corresponde a los montos y porcentajes sobre los que se calculan las cotizaciones para la seguridad social y sus diferentes conceptos. 

Ahora para que una persona sepa como entender una nómina debe saber que además de los números de afiliación de la empresa y el trabajador a la seguridad social existen otras información que se desprenden de la nómina. Entre estas, el grupo de cotización, que identifica la categoría profesional del trabajador para la que existe una base mínima y máxima de cotización para cada grupo fijado por la Seguridad Social. En Internet se pueden revisar los distintos grupos que existen. Junto a todo lo anterior, una persona también podrá reconocer en el encabezado de la nómina la antigüedad del trabajador. 

Al momento de entender la lectura del cobro de salario en la nómina la tarea se dificulta un poco. Para entender este punto es necesario que la persona ponga su atención en el apartado de percepciones que contiene todas las cantidades que el trabajador cobra en bruto. Ahí aparecerán las percepciones salariales que incluye el salario base y sus complementos. Hay que señalar que todas cotizan a la Seguridad Social.

El salario base es fijado según cada categoría profesional en un convenio colectivo que se aplica a cada empresa. Los complementos salariales también son establecidos por el convenio colectivo y obligatorios.

Luego se podrán leer los complementos salariales voluntarios, entre las que se cuentan las percepciones de carácter asistencial y acción social de la empresa. Por último se encuentran aquellas percepciones no salariales, que se trata las dietas, viajes y gastos de transporte, entre otros ejemplos. 

Ahora bien, un punto de suma importancia para terminar de entender la nómina laboral es comprender los montos que son retenidos por Hacienda y Seguridad Social. Del total del salario una parte serán las retenciones de la IRPF a Hacienda y otras las aportaciones a la seguridad social. 

En el primer caso, cada persona debe pagar un porcentaje del total de sus ingresos como Impuesto sobre la Renta (IRPF) según rendimiento bruto anual. Para este caso siempre se considera la situación familiar y personal del trabajador. 

En el segundo caso, se trata de aquellas retenciones que se le aplican al trabajador y que son para pagar la seguridad social que cubre tres casos: desempleo, enfermedad y formación profesional. Los porcentajes varían, pero por lo general se trata de 4,70% en contingencias comunes, 1,55% en desempleo indefinido y 1,60% en desempleo temporal y un 0,10% en formación profesional. 

Autor artículo / Fuente de la imagen: Óscar Giménez / Gabinete Gestor 

Temas

  • NACIONAL

Comentarios

Lea También