Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

"Las condiciones en Catalunya no serán nunca tan buenas como en el Reino Unido"

Laura Guillén (Reus) es enfermera y decidió irse por mejorar el idioma y conocer otras formas de trabajar. Países como irlanda o emiratos árabes 'reclutan' enfermeros en Tarragona con ofertas suculentas

Raúl Cosano

Whatsapp
La enfermera reusense Laura Guillén vive y trabaja en Taunton, una ciudad cerca de Bristol.  Foto: Pere Ferré

La enfermera reusense Laura Guillén vive y trabaja en Taunton, una ciudad cerca de Bristol. Foto: Pere Ferré

Laura Guillén, natural de Reus y formada en la URV, vive en Taunton, una pequeña ciudad cerca de Bristol: «Decidí irme porque quería mejorar el idioma, vivir la experiencia y conocer otras formas de trabajar. Las condiciones que me ofrecerion fueron muy buenas».

Trabaja para el sistema sanitario público inglés. Es enfemera en la unidad de críticos y semicríticos del hospital de su ciudad. «Mi labor es básicamente la misma que la que realiza una enfermera de la UCI en Catalunya.La diferencia es que aquí, como graduado reciente, necesitas sacarte lo que llaman ‘trainings’, cursillos que te capacitan para realizar diferentes técnicas», cuenta. Una vez superados, la enfermera alcanza plena autonomía e independencia en su trabajo.

‘No nos podemos quejar’

«No nos podemos quejar», reconoce la reusense, que desglosa todo tipo de facilidades: «Cuando llegamos me ofrecieron alojamiento gratuito durante un par de meses. Nos abonaron la cantidad del vuelo y la del colegiado, además de otros tipos de prestaciones». Laura disfruta de un contrato indefinido, con siete semanas de vacaciones al año y derecho a pedir cuatro días libres al mes. «Hago turnos de 12 horas. Por tanto, trabajo unos tres o cuatro días a la semana y los otros tengo libre. Eso me permite hacer los turnos seguidos y conseguir más días de vacaciones». También le brindan la oportunidad de hacer extras en esa unidad o en diferentes áreas del mismo hospital». El sueldo varía según la experiencia, el rol en la unidad y el nivel académico, aunque también está supeditadao al estado de la divisa. Laura destaca el asesoramiento que recibió en todo momento. «Te dan mucho apoyo desde el minuto cero. Cuando comienzas se te asigna una mentora que es la encargada de enseñarte el funcionamiento de todo y de acompañarte cuando te haga falta», desgrana Laura.

Reuniones con tu mentor

El objetivo es que la persona que llegue está siempre a gusto y seguro a la hora de desarrollar el trabajo. «Cada seis meses tienen reuniones con la supervisora en la que ella te pregunta cómo te sientes y te ofrece diferentes opciones para intentar mejorar tu estado en la unidad», relata Laura. Desde cambios horarios a oportunidades de crecimiento profesional, cualquier detalle susceptible de mejorar es tenido en cuenta en ese asesoramiento.

Laura se ve en tierras inglesas durante un tiempo, a pesar de que volver siempre está en el horizonte: «Como en casa no se está en ningún sitio. Muchas veces me planteo volver para estar cerca de mis amigos y mi familia. De momento siento que hay muchas cosas que me gustaría hacer antes de volver. Si vuelvo tendré que sacrificar muchas cosas. Las condiciones en Catalunya no llegarán a ser nunca tan buenas».

Temas

  • TEMA DEL DÍA

Comentarios

Lea También