Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las dudas del Ibex 35 invitan a cubrir las posiciones establecidas

Redacción

Whatsapp
Las dudas del Ibex 35 invitan a cubrir las posiciones establecidas

Las dudas del Ibex 35 invitan a cubrir las posiciones establecidas

 

La semana arranca con dudas en un mercado español, que tendrá sus principales referencias macroeconómicas en las próximas jornadas. 
Muchos son los frentes a vigilar para los inversores con posiciones abiertas en el Ibex 35 o en alguno de sus valores, pues a las sacudidas del sector financiero por mor de las negociaciones entre el alemán Deutsche Bank y el gobierno de Estados Unidos se unen los vaivenes procedentes del país norteamericano donde las encuestas dan una ligera ventaja para la candidata demócrata, Hillary Clinton, tras un mal fin de semana para el republicano Donald Trump tras conocerse un video suyo con comentarios obscenos sobre mujeres. 
Clinton y Trump han tenido el segundo asalto de su debate electoral, que ha elevado el tono en ambos contendientes, pero que mantiene las espadas en todo lo alto con una ligera ventaja, eso sí, de la candidata demócrata. 
En lo que respecta a la entidad financiera germana, Deutsche negocia con Estados Unidos las condiciones de la multa que el gobierno quiere imponerle por sus malas prácticas con las famosas hipotecas basura y quiere hacerlo antes de las elecciones, preocupado por el mayor proteccionismo que auguran los programas electorales, sobre todo el de Trump. 
 
Deutsche es el centro de los rumores ante la posibilidad de que los cataríes aumenten su posición en el capital de la entidad hasta el 25% desde el 10% actual o se estudie -otra vez- la fusión entre los bancos alemanes Deutsche y Commerzbank. En cualquier caso, existe una guerra comercial no declarada en los tribunales estadounidenses contra las empresas alemanas que también implica a Siemens o a Volkswagen.

La semana arranca con dudas en un mercado español, que tendrá sus principales referencias macroeconómicas en las próximas jornadas. 

Muchos son los frentes a vigilar para los inversores con posiciones abiertas en el Ibex 35 o en alguno de sus valores, pues a las sacudidas del sector financiero por mor de las negociaciones entre el alemán Deutsche Bank y el gobierno de Estados Unidos se unen los vaivenes procedentes del país norteamericano donde las encuestas dan una ligera ventaja para la candidata demócrata, Hillary Clinton, tras un mal fin de semana para el republicano Donald Trump tras conocerse un video suyo con comentarios obscenos sobre mujeres. 

Clinton y Trump han tenido el segundo asalto de su debate electoral, que ha elevado el tono en ambos contendientes, pero que mantiene las espadas en todo lo alto con una ligera ventaja, eso sí, de la candidata demócrata. 

En lo que respecta a la entidad financiera germana, Deutsche negocia con Estados Unidos las condiciones de la multa que el gobierno quiere imponerle por sus malas prácticas con las famosas hipotecas basura y quiere hacerlo antes de las elecciones, preocupado por el mayor proteccionismo que auguran los programas electorales, sobre todo el de Trump. 

Deutsche es el centro de los rumores ante la posibilidad de que los cataríes aumenten su posición en el capital de la entidad hasta el 25% desde el 10% actual o se estudie -otra vez- la fusión entre los bancos alemanes Deutsche y Commerzbank. En cualquier caso, existe una guerra comercial no declarada en los tribunales estadounidenses contra las empresas alemanas que también implica a Siemens o a Volkswagen.

Deutsche Bank influye sobre la volatilidad del Ibex 35 

La situación de la entidad alemana impacta diariamente sobre nuestro Ibex 35 a través de las entidades financieras españolas y genera una fuerte volatilidad en sus cotizaciones. Dado el fuerte peso de este sector en el selectivo español, el Ibex 35 juega con sus resistencias en torno a los 8.543 puntos  cuando los vientos no son favorables al sector bancario y se recupera cuando pasa lo peor. 

En este tipo de mercados, es cuando las inversiones con los CDFs o contratos por diferencia se hacen más necesarios. Su función principal es la de cubrir posiciones largas bien establecidas en índices o valores cotizados y protegerlas en momentos de elevadas volatilidad como el que vivimos, sobre todo en el sector financiero. 

No en vano, seguimos a vueltas con la caída de la libra esterlina, una moneda importante en los balances de algunos bancos españoles, que añade incertidumbre y, por tanto, volatilidad a las cotizaciones de las entidades españolas.  

Por tanto, y para evitar daños en las carteras, conviene protegerlas de la volatilidad con posiciones cortas en CFDs, un instrumento financiero diseñado para defender buenas inversiones de malas rachas del mercado.   

Con todo esto en mente, recordamos que los principales datos de la semana serán las actas de la última reunión de la Reserva Federal estadounidense, junto a los datos de las ventas minoristas del mes de septiembre en el país norteamericano, mientras que en el Viejo Continente, contaremos con las referencias del índice Zew de confianza alemán y algunos datos de inflación menos relevantes.

 

Temas

  • ECONOMÍA

Comentarios

Lea También