Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las empresas relacionadas con la química prevén contratar a 144 graduados de FP

La incorporación de aprendices por reposición ha incrementado la cualificación de las plantillas

Núria Riu

Whatsapp
Las empresas relacionadas con la química prevén contratar a 144 graduados de FP

Las empresas relacionadas con la química prevén contratar a 144 graduados de FP

El sector privado ha encontrado en la FP dual un mecanismo que responde a las necesidades reales de empleabilidad. Así lo demuestra la evolución que ha hecho esta formación, que sigue en su apuesta para mejorar esta colaboración.

Casi el 60% de la plantilla de las empresas asociadas a la AEQT tiene estudios de formación profesional y este porcentaje incrementa a medida que avanza el proceso de jubilaciones al cual están sometidas muchas de estas compañías. Tan solo para cubrir estas reposiciones, está previsto que 144 nuevos jóvenes se incorporen al sector a corto plazo, de forma que el año que viene habrá más de 3.200 graduados. Son algunos de los datos que recoge el proyecto Synthesis, un extenso análisis sobre la situación y los retos de la FP dual, hecho a partir de las aportaciones de las empresas y los institutos.

Es de especial relevancia aquella información sobre el interés que despiertan los distintos ciclos formativos y los que en un futuro lo harán. Es clave para ver la evolución de los perfiles profesionales y, por tanto, de cara a planificar la oferta formativa de FP. Si actualmente los grados superiores de Laboratorio de análisis y control de calidad y de Química industrial son los más interesantes de cara a las empresas de la AEQT, en un futuro se necesitarán conocimientos en materia de Transporte y Logística.

El proyecto apunta además algunos desajustes formativos y de competencias que se podrían mejorar desde los centros de Formación Profesional. Es el caso de habilidades personales como el trabajo en equipo, de conocimientos técnicos o el inglés técnico.

El análisis que se ha hecho identifica también una demanda no resuelta de perfiles profesionales combinados y muy polivalentes ligados a las situaciones cambiantes de las empresas del sector. Estos perfiles, como el de química industrial y mantenimiento con conocimientos en instrumentación y control, resultan atractivos para estas empresas.

Para que el sector químico y los institutos de Tarragona puedan seguir ejerciendo de modelo para otros sectores de actividad, deberán seguir profundizando en aspectos como el papel del tutor de empresa.

Temas

  • ECONOMÍA

Lea También