Más de Noticias

Las enfermedades laborales se disparan al nivel de hace diez años

Cada día fallecen dos trabajadores en España como consecuencia de su actividad laboral

Colpisa

Whatsapp
Las enfermedades laborales se disparan al nivel de hace diez años

Las enfermedades laborales se disparan al nivel de hace diez años

El año pasado se registraron más casos de enfermedades asociadas a los puestos de trabajo que hace una década. Entonces comenzaron a descender este tipo de dolencias al mismo ritmo que avanzaba la crisis económica. En los últimos doce meses, se han detectado 20.730 patologías laborales, lo que supone un 16% más que en 2015, según el último informe elaborado por UGT.

En 2006, el número de achaques declarados se aproximó a las 20.600, aunque desde entonces se redujeron anualmente hasta el mínimo de los 14.783 casos de 2012, justo el peor año de la recesión económica. Durante estos cuatro últimos años, han vuelto a dibujar una tendencia alcista hasta el nivel actual.

De todas las afecciones contabilizadas el año pasado, 10.755 correspondieron a enfermedades por las que el trabajador no obtuvo la baja laboral, un 14% más que en 2016; frente a los 9.975 perfiles que sí pudo dejar de acudir a sus empresas por motivos de salud, lo que supone un 18% más que en el ejercicio anterior. Si se comparan los datos con los de 2006, se observa un incremento del número de patologías sin baja del 249%, esto es, prácticamente el triple que hace una década. Por el contrario, el año pasado se registró un descenso de enfermedades con bajas laborales del 43% con respecto a diez años antes. Para UGT, esta caída «puede deberse más al temor a la pérdida del puesto de trabajo en la situación actual que a la aplicación de medidas preventivas».

El documento también señala que cada día fallecen dos trabajadores en España como consecuencia de su actividad profesional. El año pasado, 62 personas murieron por estas circunstancias.

El informe del sindicato explica que el 82% de las enfermedades profesionales declaradas son causadas por los agentes físicos, como los trastornos musculoesqueléticos, y que el amianto sigue siendo el agente cancerígeno que más patologías provoca, a pesar de la infradeclaración del cáncer laboral como enfermedad profesional. Un hecho que «está privando a los trabajadores afectados de las prestaciones oportunidades y está derivando sus costes al sistema público de salud».–

Temas

  • ECONOMÍA

Comentarios

Lea También