Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Londres propone a la UE una unión aduanera temporal tras el Brexit

Duraría entre uno y dos años y evitaría ‘un abismo’ tanto a empresas como a personas, según el Reino Unido
Whatsapp
El ministro británico para la salida del Reino Unido de la UE, David Davis, en una imagen de archivo. LECOCQ/EFE.

El ministro británico para la salida del Reino Unido de la UE, David Davis, en una imagen de archivo. LECOCQ/EFE.

El Reino Unido detalló en un documento sus planes para un nuevo sistema aduanero con la Unión Europea (UE) que contempla una unión «temporal» de uno o dos años y que evitaría un «abismo» para empresas e individuos tras el Brexit. El ministro para la salida del país de la UE, David Davis, explicó que las propuestas del Ejecutivo «beneficiarán» tanto a la UE como al Reino Unido y evitarán una brecha comercial entre ambas partes.

Este documento es el primero de una serie que divulgará el Ejecutivo de Theresa May para tratar asuntos críticos de las negociaciones con el bloque comunitario, cuya tercera fase se iniciará el próximo día 28. 

Según el texto, el Reino Unido podría plantear a Bruselas que establezca «una unión aduanera temporal» de duración limitada, «entre uno y dos años», con el objetivo de facilitar el comercio con el resto de los 27. «La manera en que enfocamos la circulación de bienes por nuestra frontera será un punto crucial para nuestra política de comercio independiente», indicó Davis. Para el político conservador, un periodo transitorio «implicaría que los negocios tan solo tendrían que adaptarse una vez al nuevo régimen y propiciaría una transición suave y ordenada». Durante ese plazo, Londres quiere poder negociar sus propios acuerdos comerciales internacionales, algo que no puede hacer ahora como integrante de la unión aduanera.

Una vez expirado el periodo estipulado, el Reino Unido sugiere dos posibles modelos para el intercambio de bienes en la futura relación comercial.

Uno de ellos sería llegar a un acuerdo aduanero «muy simplificado» entre ambas partes, con requisitos que generasen «las mínimas fricciones posibles», destinado a «continuar algunos de los acuerdos existentes con la UE, y reducir y eliminar barreras comerciales a través de otros nuevos». El segundo es una nueva «asociación aduanera», distinta a la actual unión, que «terminaría con la necesidad de una frontera comercial entre el Reino Unido y la Unión Europea». «El Reino Unido es el principal socio comercial de la UE, así que redunda en el interés de ambas partes que alcancemos un acuerdo sobre nuestra futura relación», afirmó Davis.

La comunidad empresarial ha pedido al Ejecutivo claridad desde que la primera ministra indicara el pasado enero su voluntad de desligarse de la unión aduanera –el área comunitaria libre de tarifas– como parte de su plan para el Brexit.

La eventual salida del país de ese espacio fue confirmada el pasado fin de semana en un artículo escrito por el titular de Finanzas, Philip Hammond, y el ministro de comercio, Liam Fox.

Tras divulgarse el citado documento, la ministra principal escocesa, la independentista Nicola Surgeon, tildó la posición de Londres de «estúpida» en un mensaje en Twitter y opinó que el Reino Unido «debería comprometerse a quedarse en el mercado único y la unión aduanera».

Comentarios

Lea También