Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los acreedores de Husa aprueban la venta del hotel Imperial Tarraco

La gestora Park Street Husa mantendrá la propiedad y explotará el establecimiento cinco años hasta cerrar la operación
Whatsapp
El hotel Imperial Tarraco fue durante años el referente hotelero en la ciudad de Tarragona. Foto: Pere Ferré

El hotel Imperial Tarraco fue durante años el referente hotelero en la ciudad de Tarragona. Foto: Pere Ferré

El grupo Husa, propietario del hotel Imperial Tarraco de la ciudad de Tarragona, ha conseguido el apoyo de sus principales acreedores a la propuesta de convenio que presentó el lunes para salir del concurso en el que está inmerso desde hace un año y medio, confirmaron ayer al Diari de Tarragona fuentes de la empresa presidida por Joan Gaspart.

Entre las medidas que el lunes lograron la aprobación de los principales acreedores está la venta del hotel Imperial Tarraco –encuadrado en la empresa Hostelería Unida Dos–, que durante los próximos cinco años pasará a ser gestionado por la nueva empresa gestora surgida de la asociación del grupo Husa con el fondo inversor británico Park Street Advisors, denominada Park Street Husa, de la que la compañía de Gaspart poseerá el 40% del capital y el fondo británico, el 60%.

Durante este periodo de tiempo que transcurrirá hasta su venta, la propiedad del hotel se mantendrá en Husa y los rendimientos de la explotación se destinarán a su renovación durante los primeros dos años, para a partir del segundo año destinar el 80% de los resultados de explotación a pagar la deuda. Transcurrido este plazo de tiempo, el hotel se venderá y el 100% del importe obtenido se dedicará a pagar acreedores.

La venta del Hotel Imperial Tarraco de aquí a cinco años –que se ha tasado en 30 millones de euros– debería permitir a Hostelería Unida Dos garantizar el pago de las deudas con privilegio general de los acreedores públicos –la Agencia Tributaria, la Seguridad Social y Fogasa–, que ascienden a 25,6 millones de euros.

Quitas del 95%

En la junta de acreedores celebrada el lunes en Barcelona, dos de las sociedades en concurso lograron el apoyo necesario para salir del concurso (Hostelería Unida 2 y Jardines de Albia), y se prevé que Hostelería Unida –la que aglutina gran parte del negocio del grupo– también logre las adhesiones necesarias, mientras que Solsibu está aún pendiente de lograrlas.

Así, la cadena hotelera cederá activos valorados en 80 millones de euros a la banca y en 25 millones más a las administraciones públicas –en la operación en la que está implicado el hotel Imperial Tarraco de Tarragona–, y para los créditos ordinarios, que suman más de 90 millones de euros, se aplicará una quita superior al 95%.

Del total de 12 sociedades que presentaron concurso de acreedores, ocho de ellas irán a liquidación, dejando por pagar 40 millones más, por lo que finalmente el grupo se ha beneficiado de una quita de cerca de 130 millones.

En concreto, Husa logró el apoyo de Deutsche Bank y Banc Sabadell, mientras que el resto de acreedores que asistieron a la junta, como la Seguridad Social, la Agencia Tributaria y otros proveedores votaron en contra, y uno de ellos, la empresa de trabajo temporal Denbolan, aseguró que recurrirá la propuesta de convenio.

Park Street Husa, la nueva sociedad gestora que llevará a cabo la ejecución del plan de viabilidad del grupo Husa, se dedicará a partir de ahora a la gestión de hoteles y restaurantes y será la encargada de supervisar la gestión de los establecimientos que se mantendrán dentro del perímetro de Husa, como el hotel Imperial Tarraco.

En la fecha de declaración del concurso en febrero de 2014, el grupo explotaba 55 hoteles y restaurantes, y durante el concurso ha reestructurado sus actividades y ha vendido hoteles deficitarios, entre ellos el emblemático Hotel Palace de Barcelona.

Temas

  • ECONOMÍA

Comentarios

Lea También