Noticias Legislación

Los anuncios de juego on line no podrán incluir bonos regalo para captar clientes

Consumo quiere cegar una de las vías de llegada a las apuestas de los menores y la perdición de quienes tratan de dejar la adicción

ALFONSO TORICES

Whatsapp
getty images

getty images

El Ministerio de Consumo ha decidido acabar con las campañas agresivas con las que los diferentes operadores del juego on line rivalizan en radios, televisiones, webs o periódicos para enganchar clientes. El decreto en elaboración que regulará la publicidad de las casas de apuestas y casinos digitales prohibirá los anuncios con los que estos operadores tratan de captar nuevos clientes o fidelizar a los que ya se han iniciado con el regalo de bonos por cantidades económicas concretas. De igual manera, también prohibirá que los bonos promocionales que sus propias web ofrecen a los clientes puedan tener un importe superior a los 100 euros.

Así lo anunció el propio ministro, quien aseguró que es una medida «muy meditada» y que trata de «neutralizar una de las vías de entrada de sectores más vulnerables a los problemas de salud pública que ocasiona el juego» cuando se convierte en una adicción.

Alberto Garzón aseguró que esta agresiva estrategia comercial, cada vez más frecuente en los últimos años, además de ampliar el número de usuarios y de cantidades jugadas, está comprobado que atrae con dinero gratis a menores de edad a un mercado «del que desconocen las nefastas consecuencias para su salud» y también incentiva a seguir con su adicción «a personas con problemas de salud que hubieran necesitado dejar de jugar».

El real decreto, cuyo borrador inicial se conocerá pronto, arrinconará en el horario de madrugada de radios y televisiones los anuncios de juegos ‘online’. Establecerá que solo queda permitida su difusión entre la una y las cinco de la mañana, con el objetivo de dejar estos reclamos fuera de la vista de los menores.

La reforma podría proscribir la publicidad de casas de apuestas antes de los partidos

La reforma, que pretende establecer unos límites a la publicidad del juego similar a los que tiene desde hace años el tabaco o el alcohol, podría también proscribir la publicidad y patrocinios en eventos deportivos, si al final copia el modelo seguido para prevenir y frenar la adicción a las otras drogas legales.

El decreto, que desarrollará dos artículos de la ley del juego de 2011, quiere acabar con la «alarma social» y los daños provocados por una modalidad de los juegos de azar que ha tenido un crecimiento exponencial en los últimos años en un país en el que se calcula que hay unos 80.000 ludópatas y unos 120.000 españoles con hábitos que los encaminan a desarrollar esta adicción (el 0,4% de la población).

Son medidas que pretenden atajar los riesgos desvelados por los estudios que indican que una gran cantidad de jóvenes españoles está normalizando las apuestas y los juegos de azar como un ocio social más, lo que ha disparado la incidencia del juego problemático en adolescentes.

Temas

Comentarios

Lea También