Los casos de meningitis aumentan un 27% el último año

Por primera vez existen vacunas frente a casi todos los tipos de la enfermedad

EFE

Whatsapp
Fiebre, dolor de cabeza, vómitos y rigidez de nuca son algunos de los síntomas que deben alertar a los padres.   FOTO: getty images

Fiebre, dolor de cabeza, vómitos y rigidez de nuca son algunos de los síntomas que deben alertar a los padres. FOTO: getty images

Los casos de meningitis han aumentado en España en los últimos cuatro años y la pasada temporada se registraron un total de 372, un 27% más que la anterior, aunque por primera vez en la historia existen vacunas que protegen frente a casi todos los tipos de la enfermedad. 

La meningitis es una enfermedad grave que afecta especialmente a niños de entre 1 y 5 años y adolescentes y que está provocada por tres bacterias -meningococo, neumococo y hemófilus-. Desde hace años, el calendario vacunal infantil incluye la protección frente a las dos últimas y, en el caso del meningococo, existen distintas cepas que circulan en España y Europa para las que también hay vacunas. «Es un momento histórico de la medicina porque por primera vez contamos con vacunas» frente a los distintos tipos de bacterias, explicó la presidenta de la Fundación Española de Pediatría, Teresa Hernández-Sampelayo, en una rueda de prensa con motivo del Día Mundial contra la Meningitis, que se celebra hoy. 

Existen tratamientos para hacer frente a la enfermedad una vez diagnosticada, aunque la rapidez a la hora de actuar es fundamental para evitar las graves secuelas que origina (en el 20 % de los casos), e incluso la muerte.

Desde la temporada 2013-2014, cuando se registraron 248 casos, la incidencia de la enfermedad ha aumentado un 50% en España. La meningitis tiene una mortalidad del 10% y en algunas casos, especialmente los originados por la cepa W, la letalidad asciende hasta el 29%. 

El coordinador del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (AEP), David Moreno, detalló cuáles son los síntomas que deben alertar a los padres: fiebre, dolor de cabeza, vómitos y rigidez de nuca.

Además, la aparición de manchas rojas o violáceas que van aumentando en tamaño y que no desaparecen al estirar la piel pueden ser síntomas de sepsis -una manifestación de la enfermedad meningocócica-, ante lo que se debe acudir de forma urgente al hospital, puesto que se trata de un cuadro que puede ser fulminante y causar la muerte en 4-8 horas.

Sin embargo, existe un gran desconocimiento de esta enfermedad y, según los resultados de una encuesta realizada por la AEP, el 90% de los profesionales sanitarios cree que la población no sabe cómo detectar los síntomas de la meningitis y un 70% considera que sus pacientes no están suficientemente protegidos frente a la enfermedad. Así, los pediatras han vuelto a insistir en la necesidad de incorporar al calendario vacunal la protección frente al meningococo B.

Temas

Comentarios

Lea También