Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los centros de planchado: la nueva tendencia en el cuidado de la ropa

Redacció

Whatsapp
Los centros de planchado: la nueva tendencia en el cuidado de la ropa

Los centros de planchado: la nueva tendencia en el cuidado de la ropa

Cada año aparecen en el mercado varios productos y gadgets que buscan solucionar los problemas cotidianos de los consumidores. El turno de la innovación le ha tocado a la actividad del planchado.  Las planchas convencionales tienen un nuevo competidor: los centros de planchado

Si bien es cierto que años atrás las personas recurrían a los centros de lavandería para atender esta necesidad, ahora se ha implementado el chip: “hazlo por ti mismo”.  Bajo esta premisa, muchas empresas han logrado que algunas necesidades se auto-satisfagan a través del uso de la tecnología.  Es así como los centros de planchado buscan aportar su granito de arena en el cuidado de las prendas.

Según un estudio realizado por la empresa KH Lloreda, se revela que a la mayoría de los españoles no les gusta planchar, ya sea porque guardan las prendas en el armario sin necesidad de plancharlas, o porque utilizan algún tipo de suavizante que les resulta suficiente para mantener sus prendas.  Incluso muchos apuntan a la falta de disponibilidad de tiempo.

Sin embargo, el nacimiento de los centros de planchado han dado un golpe sobre la mesa para intentar marcar una diferencia respecto a las planchas tradicionales.  Y es que la generación de los Millennials cada vez dispone de menos tiempo para realizar tareas domésticas, y planchar no es una excepción.  Buscan optimizar su tiempo a través de las nuevas tecnologías, y es así cómo los centros de planchado buscan dar respuesta a esta nueva necesidad.

La diferencia entre los centros de vapor y las planchas tradicionales

Normalmente un centro de planchado como los que ofrecen en esta web, dispone de mayor potencia respecto a las planchas tradicionales.  Esto se debe básicamente a que la capacidad del depósito de agua es mayor, lo cual hace que la presión se prolongue por más tiempo.  Cabe destacar que, dependiendo de las necesidades de los usuarios, puede resultar más útil un dispositivo que otro.

Respecto a las preferencias de las personas entrevistadas que rutinariamente planchan su ropa, consideran los siguientes factores como relevantes a la hora de planchar:

-          El tiempo que invierten.

-          La cantidad de ropa.

-          El tipo de tejido.

-          El factor calidad/precio de la plancha en cuestión.

Los usuarios de los centros de planchado, han encontrado como ventaja la autonomía ilimitada de estos dispositivos, que consiste en mantener caliente el depósito de agua, sin necesidad de consumir vapor constantemente, así como su versatibilidad en las técnicas de plachado.

El vapor continuo se emite de una manera potente, incluso varias personas entrevistadas afirmaron que resulta útil para aquellas secciones de la ropa que son complicadas de planchar.

“Con un golpe de vapor fuerte se facilita el ablandamiento de ciertas zonas de la ropa, teniendo como resultado un planchado más uniforme y sin marcas”, afirma una de las entrevistadas.  En este sentido, los mejores centros de planchado, van direccionados a aquellos dispositivos con mayor cantidad de almacenamiento de agua, y mayor fuerza en la emisión de vapor.

Varias de las ventajas recogidas en las encuestas apuntan a los siguientes factores:

-          Disponibilidad de mayor potencia, debido a la presión ejercida por el vapor.

-          Para aquellas prendas que son 100% algodón, resulta muy complicado lograr un alisado uniforme.  Y esto normalmente se consigue con una emisión fuerte de vapor.  Además de la posibilidad de regular la cantidad de vapor emitida según la necesidad de la prenda en cuestión.

-          El dispositivo que contiene la plancha per sé, es mucho más liviano, ya que el depósito de agua está localizado físicamente aparte.  Debido a la creciente necesidad en el uso de vapor para planchar, la tecnología en el diseño y calidad es cada vez más exigente, ajustándose aún más a las necesidades de cada persona.

-          Facilidad al planchar un gran volumen de prendas.

Las planchas tradicionales de vapor

Funcionalmente, cumplen exactamente el mismo objetivo que los centros de planchado.  Así mismo, disponen de un depósito de agua incorporado al dispositivo, lo cual proporciona el golpe de calor que requieren sus usuarios.  Han resultado útiles cuando se trata de trabajar sobre un volumen mínimo de ropa, o incluso para usarlas de manera puntual.  Estas son algunas de las ventajas recogidas entre los usuarios:

-          Son más compactas y pequeñas con respecto a los centros de planchado.  Lo cual permite transportarlas, más fácil y cómodamente. 

-          Para las personas que tienen problemas de movilidad, ha resultado útil su manejabilidad.

-          Su tamaño compacto facilita el poder guardar la plancha en espacios más pequeños.

Materiales de fabricación

La mayoría de las planchas están fabricadas de una superficie a base de aluminio, que tradicionalmente se lo ha conocido como el material que brinda mayor facilidad a la hora de deslizarlo por la ropa.  Por otro lado, muchas personas han experimentado problemas a la hora de someterlas a rozaduras y golpes. 

No obstante, el acero inoxidable, acero esmaltado, han sido los materiales más vendidos en el último año, y los que en principio han satisfecho en mayor medida las necesidades de los usuarios.  Mientras que el aluminio, y demás materiales revestidos con cerámica, han resultado ser los menos atractivos en el mercado.

 

 

Temas

  • NACIONAL

Comentarios

Lea También