Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los días de vino y rosas de Corinna, Urdangarin y Barberá

Primer vídeo de la amiga íntima de Juan Carlos I en los Valencia Summits en lugar de honor
Whatsapp
Los días de vino y rosas de Corinna, Urdangarin y Barberá

Los días de vino y rosas de Corinna, Urdangarin y Barberá

Los días de vino y rosas de Corinna, Urdangarin y Barberá

Los días de vino y rosas de Corinna, Urdangarin y Barberá

Los días de vino y rosas de Corinna, Urdangarin y Barberá

Los días de vino y rosas de Corinna, Urdangarin y Barberá

Los días de vino y rosas de Corinna, Urdangarin y Barberá

Los días de vino y rosas de Corinna, Urdangarin y Barberá

Los días de vino y rosas de Corinna, Urdangarin y Barberá

Los días de vino y rosas de Corinna, Urdangarin y Barberá

Eran los años dorados del Instituto Nóos. Los años de los eventos grandiosos pagados con dinero público sin concurso previo en los que el cuñado de Felipe VI, hoy un apestado, era agasajado por todos, desde políticos a empresarios. Incluso por la amiga íntima de Juan Carlos I, Corinna zu Sayn-Wittgenstein.

Este periódico ha tenido acceso al primer vídeo conocido de la ‘princesa’ centro europea en el Valencia Summit de octubre 2004, el primer gran pelotazo del Instituto Nóos en la Comunidad Valenciana, cuando se hizo con más de un millón de euros por tres días de jornadas deportivo-empresariales.

Corinna, según se observa en estas imágenes desempolvadas de los archivos de Nóos, ocupó un lugar de honor en la mesa presidencial en la fastuosa cena que ofreció el Ayuntamiento de Valencia a los participantes en el Summit. En esa misma mesa, junto a Urdangarin y la ‘princesa’, se sentaron los ‘mecenas’ del evento: la máxima responsable del ayuntamiento, Rita Barberá, y el del Gobierno autonómico, Francisco Camps.

Zu Sayn-Wittgenstein, según consta en el sumario, fue invitada con todos los gastos pagados por los organizadores con el dinero público que entregaron a Nóos las instituciones valencianas.

La ‘princesa’, sin embargo, no volvió a las dos ediciones posteriores (2005 y 2006) por las que Urdangarin y su socio, Diego Torres, se embolsaron sendos millones de euros.

Los que sí repitieron fueron Barberá y Camps. La alcaldesa, que no ha sido imputada en este sumario y que solo declaró como testigo, aparece en otros vídeos de esas ediciones posteriores siempre acompañada del entonces yerno del jefe del Estado.

Diego Torres, en su escrito presentado el martes, pide que declaren como testigos en el juicio la mayoría de las personas que aparecen en esas grabaciones. Y por supuesto, Corinna, Barberá y Camps.

La princesa, desde que estallara el escándalo de la cacería en Botsuana en abril de 2012, no ha vuelto que se sepa a pisar España. Quizás su regreso podría ser directamente a Palma para declarar ante la Audiencia Provincial a fin de explicar su presencia en el costoso evento valenciano.

 

Temas

  • NACIONAL

Comentarios

Lea También