Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

«Los estados no se amenazan entre ellos»

Josep Borrell, ministro de Exteriores en funciones. Los disturbios. «La violencia no favorece al independentismo porque le da una imagen que no le corresponde», asegura el nuevo ministro de Exteriores de la UE

XAVIER FERNÁNDEZ JOSÉ

Whatsapp
Josep Borrell sostiene que «no hay ningún motivo» para aplicar la Ley de Seguridad Nacional. FOTO: EFE

Josep Borrell sostiene que «no hay ningún motivo» para aplicar la Ley de Seguridad Nacional. FOTO: EFE

Borrell estuvo ayer en un mitin en Terrassa. Al salir del acto atendió al ‘Diari’ por teléfono. Aunque Sánchez sea nombrado presidente del Gobierno, Borrell no podrá repetir porque ha sido escogido Alto Representante de la UE para la Política Exterior y de Defensa, es decir, el ministro de Exteriores europeo.

¿Confía en que el expresident Puigdemont sea extraditado a España desde Bélgica?

La gran ventaja que tienen las órdenes de extradición ahora es que se basan en una relación entre sistemas judiciales. Antes sí eran de gobierno a gobierno. Por tanto los gobiernos no tenemos nada que decir. Ahora bien la sentencia del Tribunal Supremo debería ser un apoyo para la Justicia belga.

Si los gobiernos no tienen «nada que decir» en las euroórdenes, ¿cómo se entienden las amenazas de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, o del secretario de Estado para la UE, Marco Aguiriano, contra Bélgica si no se concede la extradición de Puigdemont?

¡Qué amenazas ni que historias! Los Estados hoy en día no se amenazan entre ellos, gracias a Dios.

Aguiriano dijo textualmente que si no hay extradición «sin consecuencias eso no quedará. De qué tipo exacto y de qué grado, veremos».

Esas declaraciones seguro que han sido malinterpretadas. La decisión no es del Gobierno belga, sino de su sistema judicial.

Le insisto. Calvo advirtió que, si no se entrega a Puigdemont, «tomaremos nuestras decisiones. En España no entenderemos que el Estado belga no reconozca la plenitud de la justicia española».

No conozco esas declaraciones. No me puedo dedicar a comentar las declaraciones que hacen los demás. El sistema de la euroorden se puede perfeccionar, pero los sistemas judiciales son independientes.

Una autoridad policial británica aseguró en un principio que la euroorden solicitada contra la exconsellera Clara Ponsatí era «desproporcionada».

Ya hemos recibido explicaciones del embajador británico diciendo que esa expresión es desafortunada y que será corregida.

La violencia que ha sufrido Catalunya, ¿contribuye a visibilizar el conflicto catalán?

Claro. Si pasan por televisión imágenes de contenedores quemando y de una violencia inaudita contra la policía, se visualiza más, pero esto no favorece a nadie y menos al independentismo porque da una imagen violenta que no se corresponde porque la mayoría de partidos independentistas no son gente violenta. Sea como sea, estas cosas no se pueden tolerar y hay que estar agradecidos a las Fuerzas de Seguridad.

Usted ha afirmado que la «sociedad catalana está profundamente dividida». ¿Contribuye a esa división la insistencia de Ciudadanos en aplicar el artículo 155, la del PP en la Ley de Seguridad Nacional o la de Vox en ilegalizar a los partidos independentistas?

El Partido Socialista no está en esa actitud. Los Mossos d’Esquadra han demostrado su voluntad de actuar en coordinación con la Policía Nacional. Han hecho su trabajo con eficacia, diligencia y sufriendo las consecuencias. No solo han tenido heridos sino que el Govern pone en cuestión su actuación. No hay ninguna razón para aplicar la Ley de Seguridad Nacional. Los Mossos han estado en primera línea, pese a que Torra no le guste. Ni los mandos ni el conseller le han hecho caso.

¿Miquel Buch ha actuado correctamente?

Eso parece. Por eso está en la picota.

Usted aseguró, en alusión al independentismo, que «se debe curar el cuerpo social, por eso hay que pasar bien el desinfectante y después, claro, se ha de coser». ¿Eso contribuye también a la necesaria paz social?

Creo que fue una declaración correcta. Yo no he dicho nunca que haya que «desinfectar Catalunya», como me atribuye la infame propaganda independentista. El principal problema que tenemos es que el independentismo no reconoce a la parte de la sociedad catalana no independentista.

¿Esa actitud de no reconocimiento ‘del otro’ se le puede atribuir al nacionalismo español? Parece que PP y Cs no se enteran de que la mitad de catalanes son independentistas.

Si quiere saberlo, entrevístelos a ellos. Ser independentista es una posición perfectamente reconocida en la Constitución, lo que no se admite es saltarse la ley.

Muchas voces dicen que le han dado un ‘exilio dorado’ en la UE por su posición contundente contra el independentismo.

La gente tiene libertad para decir tonterías.

El Procés ha provocado, según se dice, que se hayan marchado numerosas empresas a otros lugares del Estado. Por tanto, ¿se puede deducir que esos lugares de ‘acogida’ se han visto beneficiados? De no ser por el Procés, no las tendrían.

En todo caso, no les perjudica, pero no lo han solicitado. Si una empresa decide cambiar su sede social a otro lugar, beneficia a este lugar, claro. Pero lo importante no es trasladar la sede social, sino trasladar la actividad de la empresa y eso no se ha trasladado porque la independencia no se ha producido, afortunadamente.

Visto el debate del lunes entre los cinco candidatos, parece que el bloqueo no tendrá solución tras las elecciones. ¿Habrá unos terceros comicios?

Dejemos que la gente decida. Hasta que no pase, no podemos imaginar escenarios. Esperemos.

¿Le preocupa que Vox sea la tercera fuerza en los sondeos?

También le daban buenos resultados en las últimas elecciones y luego se desinfló. Piense en el voto. Tenga paciencia. Ya sé que los periodistas siempre quieren saber las cosas antes de que pasen.

Temas

Comentarios

Lea También