Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los estudiantes empeoran en matemáticas y ciencias

Los alumnos catalanes bajan en matemáticas, aunque se mantienen por delante de la media española en una edición marcada por las anomalías detectadas en la comprensión lectora

AGENCIAS-REDACCIÓN

Whatsapp
Una prueba del informe Pisa en un instituto de Catalunya. FOTO: ACN

Una prueba del informe Pisa en un instituto de Catalunya. FOTO: ACN

Catalunya retrocede en las pruebas Pisa de cuarto de ESO. Después de que en 2015 el alumnado catalán superara por primera vez la media española, europea y de la OCDE, en las del 2018 no ha podido revalidar aquellos resultados. En competencia científica ha sacado 15 puntos menos, y ha obtenido el peor resultado desde 2003, año en que empieza la muestra representativa en Catalunya, y en competencia matemática 10 puntos menos, la puntuación más baja desde 2006.

Así, con 489 puntos en ciencias y 490 a matemáticas, Catalunya se sitúa próxima a la media de la OCDE, por debajo de la europea y se mantiene ligeramente por encima de la media española, donde la mayor parte de comunidades han bajado respecto a 2015, en una edición marcada por las anomalías detectadas en de las pruebas de comprensión lectora en España.

En competencia científica, los alumnados examinados en 2018 lograron 489 puntos, mientras que en 2015 tenían 504. Así, este año se sitúan seis puntos por encima de la media española, a la media de la OCDE y un punto por debajo de la europea. En las pruebas hechas hace tres años, un 29,9% del alumnado se situó en la franja intermedia de rendimiento, mientras que un 27,2% lo hizo en la franja mediana-baja y un 19,7% más, a la franja más baja. En cambio solo el 4,8% demostraron un rendimiento alto y un 18,4% medio alto.

En competencia matemáticas, los alumnos catalanes han sacado, de media, 490 puntos, 10 menos que el 2015. Con esta puntuación se sitúan nueve puntos por encima de la media española, un punto por encima de la media de la OCDE y cuatro puntos por debajo de la media europea. En rendimiento, el 26,7% tiene un rendimiento mediano, mientras que el 23,6% y el 22,0% se sitúan en un rendimiento mediano-bajo o bajo, respectivamente. En la franja alta, solo destaca el 8,8% del alumnado, mientras que un 18,9% más, demuestra un rendimiento mediano-alto.

Con estos resultados, Catalunya ha logrado el peor resultado en competencia matemática desde 2003, puesto que en ninguna edición había bajado de los 491 puntos de 2006. En competencia matemática, con los 490 puntos, solo supera la puntuación del 2006 (488), y por tanto, en el resto de ediciones en qué Catalunya ha presentado una muestra representativa, siempre se había sacado mejor resultado que este año.

En cuanto al resto de comunidades autónomas, la gran mayoría también han retrocedido en resultados. En competencia científica, Catalunya se sitúa por debajo de Galicia, que es la primera, Castilla y León, Asturias, Cantabria, Aragón y Navarra. En cambio, se sitúa por encima de País Vasco, la única comunidad que mejora en ciencia, Madrid, que ha caído 29 puntos, o La Rioja, así como el resto de comunidades. En competencia matemática es Navarra quién, a pesar de caer 15 puntos, encabeza el ranking español. Catalunya se sitúa novena.

La diferencia de los resultados por género es perceptible en la competencia científica, donde las chicas sacan 4,22 puntos más que los chicos, mientras que en competencia matemática, los chicos sacan, de media, un 0,27 más.

El ranking de Pisa lo encabezan en competencia científica, por este orden, Estonia, Japón, Finlandia y Corea, mientras que en matemática, Japón, Corea, Estonia y Países Bajos. En ciencias, Catalunya está al nivel de países como por ejemplo Noruega y Austria (490) o Letonia (487).

La Generalitat recela

Hace 15 días, la OCDE anunció el aplazamiento de la publicación de los resultados de las pruebas PISA en comprensión lectora de España después de detectar «anomalías». En un comunicado, la organización aseguró que se había percibido un «comportamiento de respuesta inverosímil» por parte de los estudiantes que respondieron más de 20 preguntas de la sección de fluidez lectora con menos de 25 según, cuando de manera general se dedicaron entre 50 según y más de dos minutos. La OCDE no concretó en qué centros ni de qué zonas se había detectado este comportamiento.

Fuentes del Departament d’Educació creen que si la OCDE no está segura de la calidad de los datos, era «más lógico» retirar todos los resultados puesto que todos pueden estar sujetos a duda, y esperar pues, los nuevos análisis. Se puesto al lado pues, de la Consellería de Madrid que hizo esta petición. Las mismas fuentes destacan que los resultados de Catalunya quedan por encima de los de España y en la misma línea que la media de la UE y de la OCDE y recalcan que en términos de población escolar, en 2015, un 24% obtuvo una puntuación superior a la de la población de Catalunya en matemáticas y un 29,2% en ciencias y que en cambio, este 2019, se repite la situación en matemáticas pero solo superan la puntuación de Catalunya un 18,57% de la población española.

Entre otras conclusiones, el reciente informe constata que los jóvenes de 15 años cada vez pasan más tiempo en internet, pero sus capacidades para comprender el mundo digital que les rodea, cada vez más volátil, es aún deficitaria. La OCDE ha puesto el foco este año en la comprensión lectora. Una cuarta parte de los estudiantes de los países de la OCDE no consiguieron superar las pruebas más básicas de lectura y, en un mundo donde abundan las «fake news», ni siquiera uno de cada diez chavales lograron distinguir la información de la opinión. El informe también confirma el liderazgo apabullante de las economías asiáticas tanto en lectura como en matemáticas o ciencias, que en algunas áreas superan casi en 100 puntos a la media de la OCDE.

Temas

Comentarios

Lea También