Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los fiscales alertan del ‘abandono’ de las víctimas de accidentes

Atribuyen la situación a la reforma del Código Penal por la que las imprudencias pasan de delitos a faltas

Whatsapp
Accidente de tráfico ocurrido el pasado domingo en la localidad cordobesa de Palma del Río. FOTO: EFE

Accidente de tráfico ocurrido el pasado domingo en la localidad cordobesa de Palma del Río. FOTO: EFE

J. Luis álvarez

El fiscal de Sala coordinador de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, puso ayer de relieve la situación de «desprotección, desamparo y abandono» en que se encuentran las víctimas de los accidentes de tráfico. Vargas, que preside esta semana las jornadas anuales de fiscales especiales en Seguridad Vial en el Centro de Estudios Jurídicos, atribuyó esa situación a la despenalización de las imprudencias graves y menos graves o a los nuevos baremos fijados en la ley destinados a las indemnizaciones por siniestros.

Y es que para el responsable de la Fiscalía en materia de Seguridad Vial, el Ministerio Público tiene la obligación de trabajar para que las víctimas superen esa «desprotección, abandono y desamparo». Vargas dijo que el Estatuto de la Víctima ha mejorado la situación, pero debido a la reforma del Código Penal por la que las imprudencias pasan de delitos a faltas se han «devaluado los delitos viales. Subyace una concepción de que este tipo de delincuencia es de gente honrada y que por lo tanto todos la podemos cometer».

Vargas incidió en las dificultadas que se añaden a esa situación con el nuevo baremo del seguro, que califica en categorías y tablas los conceptos a indemnizar. «El que ha perdido a alguien a continuación padece depresiones, desequilibrios psicológicos, necesidades económicas, pierde el trabajo y con el baremo no sabe cómo actuar. La decisión debe tomarla la víctima», pero se preguntó «¿quién le aconseja?».

La situación según Vargas se agrava con personas «económicamente vulnerables, sin recursos, sin ingresos, en paro», que no pueden pagarse un abogado. «El Ministerio Fiscal se esfuerza en paliar estas situaciones, pero no llegamos», reconoció, porque «para una persona sin trabajo un traumatismo o una lesión son demoledoras». Así explicó se produce un «desequilibrio» cuando una víctima sin conocimiento de los baremos trata de negociar una indemnización con una compañía de seguros. «Para negociar dos partes debe haber un régimen de igualdad».

Para tratar de solventar todas estas dificultades, el fiscal jefe de Seguridad Vial explicó que las jornadas impulsarán una serie de indicaciones a las policías encargadas del tráfico «para instruyan a las víctimas de sus derechos».

Temas

  • PANORAMA

Lea También