Los infectados siguen con el virus 90 días después de curarse

Así lo afirma la directora del órgano de control ruso en base a estudios científicos de otros países
 

C. Reino / M. Sáiz-Pardo

Whatsapp
Los infectados siguen con el virus 90 días después de curarse. Foto: ACN

Los infectados siguen con el virus 90 días después de curarse. Foto: ACN

La directora del órgano de control ruso Rospotrebnadzor, Anna Popova, dijo el martes durante una reunión del presídium de la Academia de Ciencias de Rusia que «tenemos constancia de que una persona que ya se ha recuperado de la covid-19 sigue excretando el virus hasta durante 90 días». 

Popova matizó que  «las observaciones realizadas en Rusia indican que el paciente curado de la enfermedad sigue segregando el virus unos 48 días, aunque científicos de otros países han determinado que tal plazo puede extenderse hasta los 90 días». Por eso, la responsable de Rospotrebnadzor recomendó establecer un periodo de por lo menos 90 días de prevención ante los contagios presumibles que puedan causar quienes padecieron el coronavirus. 

Popova explicó que los pacientes recuperados «son personas que no presentan síntomas, los indicadores de sus análisis de sangre son excelentes, pero segregan el virus por la nariz».  

Peligro de infectar              

En declaraciones a la agencia RIA-Nóvosti, el virólogo ruso, Anatoli Alstéin, señaló que un antiguo enfermo de coronavirus «sigue siendo peligroso para su entorno durante una media de dos semanas, pero existen excepciones. Los hay que conservan la capacidad de seguir infectando durante mucho más tiempo». 

Según Alstéin, «ni siquiera hay garantías totales contra la reinfección después de vacunarse (...) la vacuna solo aumenta las posibilidades de evitar el contagio».                 

Popova hizo también referencia a la posibilidad de que la covid-19 se convierta en una enfermedad estacional y nos acompañe cada año. Según sus palabras, «está adquiriendo estacionalidad (...) por ahora es un pronóstico que llegue a confirmarse tal suposición, pero es bastante objetivo. 

En el hemisferio sur aumentó la incidencia de la enfermedad durante el invierno mientras que en el hemisferio norte los momentos álgidos han sido durante la primavera y ahora en otoño». 

Temas

Comentarios

Lea También