Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los municipios cobran un 47% más de impuestos que en 2007

Subir impuestos directos como el IBI ha sido, para algunos ayuntamientos, la solución con la que contrarrestar otros descensos muy acusados, como el de los impuestos indirectos
Whatsapp

Los grandes ajustes económicos en los ayuntamientos de Tarragona se han conseguido no sólo con la reducción del gasto sino con el aumento de las cantidades recaudadas, todo ello con el fin de acercarse a la ansiada estabilidad presupuestaria. Los ayuntamientos tarraconenses cobraron un 46,9% más de impuestos en 2013 que en relación a antes de la crisis: si en 2007 los ingresos por impuestos directos (ahí se incluyen los tributos principales, como el IBI, el impuesto de vehículos y el IAEde las grandes empresas) alcanzaron los 315 millones en global en toda la provincia, en 2013, último año de presupuestos liquidados por Hacienda, el dato se disparó hasta los 463 millones. En España, en nueve de cada diez ayuntamientos la contribución de habitantes y empresas a las arcas locales fue mayor en 2013 que en 2007. Las dos grandes ciudades de la provincia son una muestra de esa dinámica. Reus recaudaba 37,1 millones en 2007, mientras que en 2013 ingresó 47,5. En Tarragona, los impuestos directos dejaron 59,9 millones en aquel año. En 2013 fue de unos diez millones más, hasta los 69.

Subir impuestos directos como el IBI ha sido, para algunos ayuntamientos, la solución con la que contrarrestar otros descensos muy acusados, como el de los impuestos indirectos.

Ahí se incluyen fundamentalmente recaudaciones ligadas al consumo: impuestos como el IVA, sobre el alcohol, la cerveza, la gasolina o la cesión del IRPF. A ese capítulo se incorporan también los ingresos por licencias de obras, quizás el factor decisivo de la bajada total de ingresos. En época de bonanza, durante el boom de la construcción, fue el tributo que permitió que entraran grandes cantidades de dinero a las arcas municipales. En seis de cada diez municipios españoles han bajado los ingresos por impuestos indirectos. Los consistorios tarraconenses han pasado de recaudar 56,2 millones en 2007 a 12,2 en 2013, cuatro veces menos, un espectacular batacazo para las arcas municipales. Algunas ciudades pueden servir de ejemplo: Tarragona ingresó 3,9 millones en 2013 mientras que en 2007, cuando la crisis aún no había hecho estragos en el consumo, la cifra era de 7. Por su parte, Reus pasó de ingresar 5 millones en ese concepto a 2,2, según Hacienda.

Los ingresos por tasas también bajaron, de 222.889 a 211.684, en total en Tarragona. Ahí se engloban ingresos de contraprestación de servicios como basuras, uso de instalaciones deportivas, vados, marquesinas o licencias de apertura.

Temas

  • TEMA DEL DÍA

Comentarios

Lea También