Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los 'pisitos' en los que Mercadona escucha a sus clientes

Los tubos de gelatina con sabor a piruleta, las galletas para bebé sin gluten o las cremas de verduras naturales sin conservantes son algunas de las referencias que Mercadona introdujo el año pasado en sus lineales a partir de la experiencia en estos centros

Núria Riu

Whatsapp
Las viviendas que Mercadona tiene en sus supermercados y que reproducen un espacio para comer, cocinar o limpiar. Foto: dt

Las viviendas que Mercadona tiene en sus supermercados y que reproducen un espacio para comer, cocinar o limpiar. Foto: dt

El vinagre es uno de los productos que más se utilizan para limpiar el mármol, pero el intenso olor hacía que muchas personas se echaran atrás y no lo utilizaran. Meses más tarde, el gigante de la distribución Mercadona ofrecía en sus estanterías un vinagre blanco especial para limpieza, que no olía.

A través de una red de ‘pisitos’ esta superficie conoce las opiniones y experiencias de sus consumidores. En total dispone de doce de estos espacios de coinnovación, que están completamente equipados, y en los que los consumidores pueden comer, limpiar, planchar o cuidar de sus mascotas. «Acompañando» a sus clientes en las actividades de su día a día surgen las ideas de cara al lanzamiento de nuevos productos o que permiten introducir cambios en aquellos que ya están en las estanterías.

Los tubos de gelatina con sabor a piruleta, las galletas para bebé sin gluten o las cremas de verduras naturales sin conservantes son algunas de las referencias que Mercadona introdujo el año pasado en sus lineales a partir de la experiencia en estos centros. Con todo, la firma –que tiene cerca de 8.000 referencias– asegura que en el último año incorporó 400 novedades de las cuales un centenar son ideas que surgieron en estos espacios de coinnovación. Algunas de estas sugerencias se trasladan a las marcas, otras a los interproveedores, que son los que buscarán cómo mejorar la experiencia de sus clientes.

El preparado para disfrutar de una tortilla recién hecha añadiendo sólo huevo o el hummus de pimiento son otros de los productos desarrollados desde que en 2011 se ponían en funcionamiento estos espacios.

El grueso de estos ‘pisitos’ está en supermercados de la Comunitat Valenciana. En Barcelona, en concreto en Sant Perpètua de Mogoda, se encuentra el único espacio que la firma tiene en Catalunya, y que está especializado en bebidas y agua.

La inversión realizada en cada una de estas instalaciones asciende a un millón, y durante el año pasado realizaron 5.500 sesiones con clientes.

Temas

  • ECONOMÍA

Comentarios

Lea También