Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los tarraconenses no pierden la fe y la venta de lotería repunta

Las administraciones aseguran que hay ´más alegría´. Aun así, anhelan poder repartir el Gordo, que nunca ha caído en la provincia

Mònica Just

Whatsapp
Las colas son habituales en la administración de la Pastoreta, una de las que más vende de la provincia. Foto: alba mariné

Las colas son habituales en la administración de la Pastoreta, una de las que más vende de la provincia. Foto: alba mariné

El número 12.775 marcó un antes y un después en Roda de Berà. El segundo premio repartido en el Sorteo de Navidad del año pasado ha puesto de moda a la administración de lotería del municipio. Los vecinos confían en repetir suerte o incluso conseguir ganar el Gordo, que no ha tocado nunca en la provincia. Pero también es uno de los lugares elegidos por clientes de otros puntos del país, ya sea presencialmente u online. Se respira alegría. «Este año nuestras ventas se han disparado entre un 35 y un 40%», explica la propietaria del negocio, Ana Caballero.

En Roda habían repartido premios de prácticamente todos los demás sorteos. Pero les faltaba el del 22 de diciembre. Y ahora muchos se dirigen allí para jugar de nuevo con el 12.775. «Nos preguntan si vendemos otra vez el número. Pero este año no lo hemos tenido. También es difícil que repita premio...», dice Caballero.

El siete y el cinco siguen entre los más solicitados. Pero el 16 destaca especialmente. Así lo explica Òscar Bauzà, de la administración La Pastoreta de Reus, una de las que más vende de la provincia. «El 2016 se vende mucho porque la gente juega con la fecha de nacimiento de hijos o nietos. A veces se ha hecho con desgracias, como ocurrió el año de las Torres Gemelas, pero los últimos nacimientos son los más buscados», explica Bauzà. En su caso, también han notado más movimiento a nivel de ventas. «Pienso que será un buen año. Se ha recuperado la alegría y la ilusión», apunta Bauzà.

En 2012 La Pastoreta consiguió su cifra histórica de facturación en cuanto a lotería de Navidad. En 2013 y 2014 notaron una caída importante. El año pasado empezó a recuperarse, pero sus responsables creen que este 2016 podría incluso superar aquel récord alcanzado cuatro años atrás.

La mayoría de clientes que buscan un número concreto ya lo tienen. Pero estos días acostumbran a realizarse compras de última hora, de gente que no tiene una preferencia específica en lo que a número se refiere, o los trabajadores de empresas que se han quedado sin el décimo y tratan de localizarlo. «Esto es muy típico en estas fechas», explica Bauzà. Una historia que recuerda a la del anuncio de la Lotería del año pasado, donde Justino, el protagonista, se quedaba sin el número de la empresa debido a distintas circunstancias. «Esto pasa mucho. Siempre hay quien se queda sin pedirlo y va como loco buscándolo», dice.

Los responsables de las distintas administraciones lo tienen claro. La lotería es ya tan tradicional como los turrones. Prácticamente todo el mundo tiene al menos un décimo. A la hora de jugar, no todos gastan la misma cantidad de dinero: no es lo mismo comprar un billete que un décimo o una participación. O más de uno. Es cuestión de costumbres. Y de fe.

En la administración número 4 de Tarragona, la de la Catedral, también han notado más volumen de ventas que en 2015. «El 5, el 7 o el 3 son algunas de las terminaciones que más se piden. Y luego, números concretos. Pero parece que este año la cosa está más animada», explica Maria Dolors Sol. En esta administración tarraconense no han repartido ningún premio grande. «Alguna cosilla, pero no de envergadura. Si hubiera más movimiento, quizás la cosa se animaría más. Porque mucha gente tiene costumbre de irse a otros sitios como Sort, Barcelona, Reus...».

En Tarragona, como ocurre en Salou o Cambrils, los turistas cada vez se acercan más a este mundo. «Entre julio y agosto, los visitantes compran bastantes números. También nos contactan clientes desde fuera, como por ejemplo de las Canarias. O gente que busca un número concreto», apunta Sol, quien se muestra confiada en que alguna vez puedan repartir el Gordo.

Temas

  • TEMA DEL DÍA

Comentarios

Lea También