Noticias Recetas de mercado

Mar y montaña: un clásico de la cocina catalana

La elección de productos de proximidad permite aportar frescura y diversidad, y están a nuestro alcance cercano

REDACCIÓN

Whatsapp
Imagen del guiso de albóndigas y calamares. FOTO: CEDIDA

Imagen del guiso de albóndigas y calamares. FOTO: CEDIDA

Hoy vamos a elaborar un delicioso guiso de albóndigas y calamares, una receta que seguro que todos hemos probado. Las mamás y abuelas la tienen en su recetario como un plato bastante cotidiano. Como muchos otros guisos, éste surge de la gastronomía popular y su origen hay que buscarlo en los pueblos costeros mediterráneos y más concretamente en la costa catalana. Los pescadores de estas zonas, utilizando productos que tenían muy a mano, crearon uno de los platos más conocidos y más aceptados. Podemos decir que fueron unos creadores de la cocina de fusión, fórmula muy difundida en la actualidad.

¿Cómo lo hicieron? Pues, juntando productos de la tierra, carne y verduras, con productos del mar, pescado y marisco, en una perfecta armonía de sabores y colores que permite muchas combinaciones y que da como resultado un plato que ya recorre toda la geografía peninsular. En esta propuesta de hoy, recordamos la elección de productos de proximidad que nos permite aportar frescura y diversidad y están a nuestro alcance cercano. Su base la constituye la carne que puede ser variada en función de nuestros gustos y que resulta muy fácil preparar con antelación. El pescado, de nuestras costas, y siempre que esté disponible de temporada, en este caso, sepia o calamar.

De alto valor nutricional por los alimentos que incorpora, tanto la ternera como el pollo son carnes ricas en proteínas, vitaminas y minerales. La carne de cerdo hoy en día ha mejorado su calidad ya que ha reducido su aporte de grasa y calorías. También las propiedades de la sepia y del calamar, constituyen un valor importante en nuestra dieta, por ser fuente de proteínas, minerales y vitaminas, así que el valor nutricional de este plato y su versatilidad permite que sea incorporado a nuestra dieta. ¡Y no digamos de su presencia física!, una vez elaborado, entra por los ojos y apetece ser consumido. Es muy aceptado entre los niños. Nuestra receta recoge una fórmula fácil y casera que todos podemos elaborar.

Temas

Comentarios

Lea También