Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

María Villar fue hallada atada de pies y manos y con una bolsa en la cabeza

La sobrina del presidente de la Federación Española de Fútbol apareció sin vida el jueves pasado tras haber sido secuestrada en México el 13 de septiembre en el centro de Santa Fe

EFE

Whatsapp
María Villar Galaz tenía 39 años y trabajaba en las oficinas de IBM México. Fue secuestrada en el centro comercial de Santa Fe. Foto: DT

María Villar Galaz tenía 39 años y trabajaba en las oficinas de IBM México. Fue secuestrada en el centro comercial de Santa Fe. Foto: DT

La española María Villar Galaz fue hallada sin vida el jueves pasado –dos días después de su secuestro– en un riachuelo, atada de pies y manos, y con una bolsa en la cabeza que le causó la muerte por asfixia, confirmó ayer el subprocurador del Estado de México, Germán García. Dijo que la policía encontró el cadáver de la joven, sobrina del presidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, a las 18.00 horas locales (23.00 GMT) del día 15 de septiembre en una comunidad aislada. Ese día, «en una comunidad llamada Mirasol, en el municipio de Santiago Tianguistenco, aparece una mujer, que no estaba identificada, de aproximadamente 35 o 40 años», concretamente «en un canal de aguas residuales, esposada en las manos, encadenada de los pies, y con una bolsa en la cabeza, ya fallecida», detalló.

García reveló que hasta el martes no supo que se trataba de un secuestro, cuando el marido de María Villar y otro familiar cercano identificaron el cadáver en el Servicio Médico Forense de la Procuradoría (Fiscalía) del Estado de México.

María Villar Galaz fue secuestrada tras tomar un taxi el martes 13 de septiembre, hace una semana, en el centro comercial de la zona capitalina de Santa Fe, frente a las oficinas de IBM México, donde trabajaba, y su muerte se produjo un día después, según los estudios periciales, detalló el subprocurador.

La fiscalía sostiene que el fallecimiento se produjo por «sofocación de vías respiratorias». La víctima «no tenía golpes en el cuerpo» y «no tenemos dato de que haya habido un ataque sexual», agregó García. Fue hallada vestida y sin documentos.

«Abrimos una investigación por un homicidio porque no teníamos conocimiento de que había sido un secuestro, aunque existían evidencias, por las cadenas, por las esposas, de que podría tratarse de un secuestro», matizó. Consideró «un caso atípico que secuestren en la Ciudad de México y vengan a dejar a la víctima aquí», en el estado vecino, y poco frecuente que la víctima sea una ciudadana extranjera.

La familia de María Villar Galaz había pagado el miércoles pasado unos 3.275 dólares (cerca de 3.000 euros) a los secuestradores de la joven, lo que no impidió que fuera asesinada. «El 14 de septiembre la familia realizó el pago de 65.000 pesos», según la información proporcionada por los parientes de la joven al presentar la denuncia, dijo la fuente. Versiones periodísticas señalan que el rescate solicitado ascendía a dos millones de pesos (90.000 euros).

Temas

  • NACIONAL

Comentarios

Lea También