Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más conectados que nunca

Estudio. La plataforma digital Qustodio ha presentado los resultados sobre los hábitos digitales de las familias a lo largo del último año y también durante el confinamiento

Sílvia Fornós

Whatsapp
FOTO: getty images

FOTO: getty images

«Dame 5 minutos más, Isartvlog está emitiendo un nuevo directo!». Esta frase se ha convertido en la expresión estrella en multitud de hogares con adolescentes durante el confinamiento. Y fue la escogida para dar a conocer –en un encuentro virtual– los resultados del estudio realizado por Qustodio sobre Apps y nativos digitales: la nueva normalidad. Qustodio es una plataforma pionera en herramientas para fomentar el bienestar digital de las familias. 

De la investigación, Eduardo Cruz, CEO y co-fundador de Qustodio, aseguró que «hemos trabajado durante más de un año para saber qué sucede en los hogares y qué hacen los menores cuando acceden a internet. Y en la fase final sobrevino la Covid-19, con lo cual incluimos esta nueva realidad». La muestra del estudio han sido 60.000 familias con niñas y niños de entre 4 y 15 años. 

El primer titular que se desprende y al que hizo referencia Manuel Bruscas, cofundador de Qustodio y vicepresidente de producto, es que «durante la Covid-19, TikTok ha robado el primer puesto a Instagram como red social favorita de los menores, que le dedican casi el mismo tiempo (71’) que a YouTube (75’)». Y es que las redes sociales están aquí para quedarse. Asimismo, sentenció que «en la actualidad TikTok y Youtube están compitiendo por nuestros menores en términos de cuota de pantalla». 

En cuanto a datos objetivos y al tiempo que pasan los menores en las redes sociales, el informe estima que «en el último año, el tiempo que los menores pasan en redes sociales ha aumentado en torno al 100%, sin embargo, el confinamiento ha provocado un crecimiento de hasta un 200% de las redes sociales». 
Otra de las realidades es que las familias han cogido las riendas de la educación online, por lo que no es de extrañar que Google Classroom se haya convertido en la app educativa más utilizada, tanto en Estados Unidos como en España, junto a otras aplicaciones complementarias como Duolingo (para aprender idiomas) o Photmath (para resolver ecuaciones) o Kahoot y Quizlet. 

En cuanto a videojuegos, del estudio de Qustodio se desprende que «Roblox es el juego más popular entre los niños de EEUU y Reino Unido, pero también el más bloqueado por los padres. En España ocupa el cuarto puesto en popularidad, por detrás de Brawl Stars, Clash Royale y Clash of Clans». Si bien, durante la pandemia, el vicepresidente de producto apuntó que «ha aumentado la cantidad de tiempo que pasan jugando aquellos que ya lo hacían antes, pasando de 66 a 81 minutos, y llegando incluso a los 100 minutos en el caso de Roblox». En el transcurso de la rueda de prensa, él mismo reflexionó de «cómo de difícil es la educación des de casa, teniendo en cuenta que parte de este aumento de consumo se produce en horario escolar». 

En esta misma línea, se sacó a colación que «el coronavirus terminó con el debate sobre el tiempo que pasamos delante de las pantallas. Y las pantallas ganaron». «Es una realidad que durante el confinamiento la actividad online de los menores españoles creció un 180% en la primera semana con los colegios cerrados», afirmó Manuel Bruscas. Es por ello que Bruscas sacó a relucir las consecuencias del abuso de los videojuegos entre los menores. Por ello, advirtió sobre las loot boxes o cajas de botín son «un mecanismo para que los menores empiezan a entrar en dinámicas que luego se traducen en ludopatía». Entre los riesgos, también hizo referencia a «las salas de chat y la posible presencia de depredadores sexuales, además de que los videojuegos violentos pueden contribuir a que aparezcan comportamientos violentos en la sociedad». 

Tras presentar las conclusiones, el co-fundador de Qustodio dio a conocer cuáles serán las tendencias en los próximos meses. La primera predicción es que «el tiempo que los menores pasan viendo videos en línea se mantendrá en los niveles más altos de la cuarentena», además de que «el uso de juegos no disminuirá pero tampoco aumentará». 
Desde la plataforma auguran que «la TV online seguirá convirtiéndose en el centro de la programación y que la popularidad de TikTok seguirá creciendo». En cualquier caso, «el uso y control parental aumentará y será más imprescindible». Eduardo Cruz reconoció que «en estos momentos de desescalada hay que redoblar esfuerzos en la protección de nuestros hijos. Es nuestro trabajo hacer todo lo posible para protegerlos y guiarlos en internet. Si tenemos hijos digitales, debemos ser padres digitales». 

Temas

Comentarios

Lea También