Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más impuestos a las rentas altas y subir las pensiones, ejes del plan económico

El nuevo Gobierno de coalición intentará cuadrar las cuentas con siete objetivos ‘inspirados’ por Unidas Podemos

EDURNE MARTÍNEZ

Whatsapp
El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, se emocionó al final del pleno de investidura. FOTO: EFE

El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, se emocionó al final del pleno de investidura. FOTO: EFE

El PSOE ha tenido que incorporar a su programa económico de Gobierno exigencias de Unidas Podemos que hasta ahora se habían dejado de lado. El nuevo proyecto de Presupuestos para 2020 llegará muy pronto, sobre el mes de marzo, e incorporará las cuestiones a las que el texto del acuerdo de gobierno presentado la semana pasada hace referencia, pero también las peticiones que los grupos que han posibilitado la investidura pretendan reclamar.

Ligar las pensiones al IPC

Uno de los puntos más urgentes para el nuevo Gobierno es la subida de las pensiones para este año -que aprobará probablemente este viernes- y sacar adelante una ley que vincule «de forma permanente» su revalorización con el IPC. PSOE y Podemos han acordado eliminar el factor de sostenibilidad (ajusta la cuantía de la prestación a la esperanza de vida) y el índice de revalorización (un sistema aprobado por Rajoy por el que solo suben un 0,25% si el sistema está en déficit).

Reforma laboral

Aunque el acuerdo entre Podemos y el PSOE defiende la necesidad de «derogar la reforma laboral», matizan que se necesita una «mayoría parlamentaria que pueda garantizar las modificaciones». Sánchez expresó su voluntad de aprobar un nuevo Estatuto de los Trabajadores, «simplificando y reordenando» las modalidades de contrato, la causalidad de los despidos, eliminar el despido por absentismo laboral justificado y limitar la posibilidad por parte de la empresa de modificar unilateralmente el contrato.

Impuestos de sociedades

En materia fiscal, una de las líneas principales de estos nuevos Presupuestos será la «progresividad» del sistema fiscal que definen como «más justo». Así, el Impuesto de Sociedades será reformado para garantizar que las grandes empresas paguen como mínimo un tipo del 15%, que se eleva al 18% en el caso de los bancos y las petroleras. La cara más amable se la llevan las pymes que facturen menos de un millón de euros al año, para quienes baja el impuesto y pasarán a tributar a un tipo del 23%, (ahora el 25%).

Googlr tendrá que pagar

También se pretende la puesta en marcha de la «fiscalidad digital», es decir, la ‘tasa Google’, por la que las grandes multinacionales tecnológicas comenzarán a pagar impuestos en España aunque su sede fiscal sea otro país. También la ‘tasa Tobin’: gravar las transacciones financieras.

Más IRPF a los ricos

Sobre el bolsillo de los contribuyentes, el nuevo Gobierno pretende subir dos puntos la tarifa del IRPF para las rentas superiores a 130.000 euros y cuatro puntos a las de más de 300.000 euros (así como a las rentas de capital superiores a 140.000 euros). Esta subida solo afectará a unos 121.000 contribuyentes, el 0,67% del total, que deberán abonar de media 4.300 euros más al año cada uno, lo que permitirá recaudar unos 328 millones de euros más.

Limitar los alquileres

Una de las medidas que los ciudadanos esperan con más expectación es la regulación del precio de los alquileres por la gran subida de los últimos años (en ciudades como Barcelona o Madrid se han encarecido casi un 50% en desde 2014, según datos del Banco de España). Y a pesar de que en campaña Podemos prometió intervenir directamente en los precios, el acuerdo con el PSOE es más genérico y se limita a anunciar que frenarán las «subidas abusivas del alquiler» a través de índices de referencia de precios que habilitará Fomento y que se ponga «techo» a las subidas con una metodología «objetiva y sujeta a revisión periódica».

Menos alquiler turístico

Ambos partidos acuerdan llevar a cabo reformas normativas para que las comunidades de propietarios puedan prohibir el alquiler turístico y su limitación para uso residencial.

Temas

Comentarios

Lea También