Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Merkel gana sus cuartas elecciones

Los socialistas de Martin Schulz, expresidente del Parlamento Europeo, se hunden y obtienen su peor resultado. La formación ultra AfD entra en el Bundestag como tercera fuerza

Diari de Tarragona

Whatsapp
Pese a su victoria, la canciller alemana admitió que esperaba un resultado mejor y que trabajará para recuperar electores. Foto: oliver lang/efe

Pese a su victoria, la canciller alemana admitió que esperaba un resultado mejor y que trabajará para recuperar electores. Foto: oliver lang/efe

La canciller alemana y líder cristianodemócrata Angela Merkel ganó sus cuartas elecciones generales en una jornada marcada por el hundimiento socialdemócrata y la irrupción como tercera fuerza del Bundestag (Parlamento) de la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD).

Según las proyecciones de las cadenas públicas de televisión a la espera de resultados oficiales, la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel y su hermanada Unión Socialcristiana (CSU) de Baviera lograron alrededor de un 33% de los votos, ocho puntos menos que hace cuatro años, pero doce más que el Partido Socialdemócrata (SPD).
Bajo el liderazgo del expresidente del Parlamento Europeo (PE) Martin Schulz, los socialdemócratas encajaron su peor resultado en unas generales desde la Segunda Guerra Mundial, en torno al 21% de los votos.

Martin Schulz no tuvo más remedio que reconocer que los socialistas han fallado en su objetivo electoral. Foto: felipe trueba/efe

Mientras, el discurso islamófobo de AfD recibió el apoyo de más del 13% de los electores, según esas proyecciones, evidenciando el rechazo de parte importante de la población a la acogida en Alemania de más de 1,3 millones de solicitantes de asilo desde 2015.

Es la primera vez que una formación de ese espectro entra en el Bundestag desde los años 50 y, aunque ya tenía escaños en 13 de las 16 cámaras regionales del país, la presencia a escala federal multiplicará su resonancia y su financiación pública.

A pesar del júbilo de sus simpatizantes reunidos en la sede de la CDU en Berlín, Merkel admitió que hubiera deseado «un resultado mejor» y se comprometió a «reconquistar» de los votantes de AfD.

El bloque conservador, no obstante, consiguió su «objetivo estratégico», palabras con las que la canciller dejó claro que ninguna otra formación puede intentar una coalición de gobierno.

No tendrá muchas opciones abiertas, ya que el socialdemócrata Schulz, en un día que calificó de «difícil y amargo», consideró que el mandato que le habían dado los votantes era situarse al frente de la oposición, tras cuatro años gobernando junto a Merkel en gran coalición.

El expresidente del Parlamento Europeo descartó dimitir y aseguró que tiene el «total respaldo» del SPD, que lo eligió como líder el pasado marzo, para continuar al frente del partido y «renovarlo».

«Hemos fallado en nuestro objetivo», reconoció Schulz, quien consideró que no han sabido «convencer» a su base electoral tradicional y alertó sobre la «impresionante fuerza de AfD», algo sobre lo que «ningún demócrata puede mirar hacia otro lado».

Los socialdemócratas volvieron a ser víctimas de la gran coalición, fórmula que ya habían ensayado con Merkel en su primera legislatura, entre 2005 y 2009, y que les había llevado a su peor resultado hasta entonces, el 23%.
Reconquistar al electorado

Merkel indicó que su partido hará un «análisis comprensivo» de lo sucedido y que tratará de ganar de vuelta a los ciudadanos que tradicionalmente votaban a su bloque conservador y que en esta ocasión han optado en las urnas por los ultraderechistas.

Se trata, agregó la líder cristianodemócrata, de «atender sus preocupaciones y también sus miedos», argumentó, aunque sobre todo convencerlos con «buena política».

Lo que piensa la calle
La ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) celebra hoy su entrada al Parlamento alemán como tercera fuerza más votada, tras cristianodemócratas y socialdemócratas, y como principal aglutinador del voto de protesta contra la política de refugiados de Merkel.

«Este Gobierno que se abrigue, porque iremos a por él», advirtió uno de los dos cabezas de lista de AfD en los comicios generales, Alexander Gauland, en su primera intervención ante los seguidores de su partido. «Recuperaremos nuestro país y nuestro pueblo», recalcó. «Cambiaremos este país».

Gauland afirmó que si el partido ha logrado el 13 % de los sufragios, según las primeras proyecciones de voto, es gracias al «idealismo» de los que lo apoyan y destacó que «lo que piensa la gente en la calle volverá a tener un lugar en el Bundestag», la cámara baja del Parlamento alemán.

Temas

Comentarios

Lea También