Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Muere degollada y su pareja resulta herida grave en una explosión de gas

Tras el trágico suceso, ocurrido en Vicálvaro, el presunto agresor acabó en el hospital. No había denuncias por malos tratos

Agencias

Whatsapp
Foto facilitada por la Policía Nacional del lugar en el que fueron hallados en octubre los restos óseos de una mujer en El Ejido. FOTO: EFE

Foto facilitada por la Policía Nacional del lugar en el que fueron hallados en octubre los restos óseos de una mujer en El Ejido. FOTO: EFE

La Policía investiga si el asesinato de una mujer en el madrileño barrio de Vicálvaro es un nuevo caso de violencia machista. El crimen fue descubierto ayer tras una explosión de gas en la que resultó gravemente herida su pareja.

Los hechos ocurrieron sobre las 10:30 horas, en el último piso del número 5 de la calle San Ciriaco. Tras la deflagración, el inquilino del piso, desnudo, con graves quemaduras y manchas de sangre, salió a la calle pidiendo un cigarrillo antes de perder el sentido. Cuando los Bomberos accedieron a la vivienda encontraron un pequeño incendio y el cadáver de una mujer, de nacionalidad hondureña y de 32 años, en medio de un gran charco de sangre. Presentaba un profundo corte en el cuello.

La tubería de la conducción del gas había sido manipulada, aunque no se sabe si eso fue la causa de la explosición. La policía sospecha que el hombre habría intentado suicidarse. No había denuncias previas por malos tratos.

El hombre, de la misma edad y nacionalidad de la fallecida, fue trasladado hasta la unidad de grandes quemados del hospital de La Paz, donde quedó bajo custodia policial a la espera de ser interrogado.

Los investigadores trabajan con la hipótesis de que se trata de un caso de violencia de género, pero se remiten al resultado de la autopsia. El cuerpo de la fallecida fue trasladado hasta el Instituto Anatómico Forense y fue despedido con un aplauso de los vecinos.

De confirmarse que se trata de un caso de violencia machista, se trataría del tercero en la Comunidad de Madrid en lo que va de año, tras los registrados en el distrito de Hortaleza y en la localidad de Rivas el 1 de enero, en los que murieron sendas mujeres cuyos agresores fueron detenidos y luego encarcelados.

De confirmarse este crimen, el número de fallecidas este año ascendería a 17 el número de asesinadas a manos de sus parejas o exparejas.

Temas

  • PANORAMA

Comentarios

Lea También